CONEXIÓN CATALUÑA

LA OPINIÓN - JORGE ALACID

El efecto mariposa, aplicado a la política riojana. El aleteo del avispero catalán genera sus propios efectos en el Legislativo regional, que afrontará hoy el decisivo debate presupuestario coincidiendo con la tensa (y también decisiva) jornada electoral que vive esa esquina del Oriente español. Lo cual obliga a remodelar las agendas de alguna de sus señorías (Pedro Sanz y Raquel Sáenz, a quienes se sumó María Martín). Aunque tenían intención de acompañar a los compañeros del PP catalán sirviendo como apoderados, se quedan en casa. Les necesitan más otros compañeros: los del PP riojano. Sin su concurso, el pacto con Ciudadanos encallaría en el exconvento de La Merced.

En esa misión de socorro de sus siglas en territorio hostil les releva un grupo heterogéneo, donde se mezclan las dos almas del partido: Diego Bengoa, que milita entre los favoritos de José Ignacio Ceniceros y en consecuencia ocupa cargo en la ejecutiva, viaja hasta Cataluña en comandita con un grupo de parlamentarios en Madrid, que no figuran precisamente entre los miembros del club de fans del presidente. Emilio del Río, Mar Cotelo, Mariate Antoñanzas y Francisca Mendiola completan el núcleo de expedicionarios que conectarán durante unas horas el mapa político de La Rioja con los designios que encierren las urnas catalanas. Que hoy sí serán de verdad.

Tan de verdad como los votos que emitirán en el Parlamento de La Rioja tanto los artífices del acuerdo presupuestario como quienes discrepan de él. Aunque la verdad, ya se sabe: siempre admite interpretaciones. Porque tan genuino será el pacto entre Gobierno y Ciudadanos para las cuentas del 2018 como los reproches que la formación naranja introdujo en su enmienda nonata a la totalidad hace sólo dos tardes. Donde podían leerse algunas perlas como éstas: para Diego Ubis y los suyos, el proyecto presentado por Ceniceros resultaba «inverosímil». Nada menos. Además, se distingue a su juicio por inscribirse en la línea de «deficiente ejecución presupuestaria» propia de anteriores Presupuestos, cosa que no ocurrirá este año: se auguran milagros. De lo contrario, no se comprende qué ha pasado de repente. Por qué el Presupuesto ya no es para Ciudadanos lo que era hasta ayer: un documento que «no mejoraba el empleo», reo también de «insuficiencias» y reincidente en «errores del pasado». Más y más entrecomillados: todos proceden de la enmienda a la totalidad que se retirará esta mañana. ¿Fin de la cita? Lo que sigue: el Presupuesto «no hace sino confirmar la falta de criterio a la hora de plantear unas cuentas que respondan a las necesidades de los ciudadanos de La Rioja». Lo cual no evitará que sea aprobado gracias a Ciudadanos.

Si usted lo entiende, felicidades.

En efecto: este jueves, milagro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos