«La conclusión de las ayudas a la compra afecta de forma negativa en la demanda de los riojanos»

Ricardo Operé, presidente de Ariauto. :: sonia tercero
Ricardo Operé, presidente de Ariauto. :: sonia tercero

Ricardo Operé, presidente de Ariauto, aboga por recuperar las ayudas estatales para incentivar la compra de particulares, ya que «el parque móvil está muy envejecido y ello no contribuye a la seguridad»

J.E.LOGROÑO.

«Sin duda», responde Ricardo Operé, presidente de la Asociación Riojana de Automoción (Ariauto), a la pregunta de si la conclusión del Plan PIVE el año pasado ha influido en la bajada de las ventas de turismos a particulares en el primer semestre del 2017. «La finalización de ese plan está actuando en la sombra contra la demanda de los compradores», expone el máximo responsable de la patronal, quien aboga por recuperar las ayudas estatales para incentivar la compra de particulares. De otro modo, considera que el sector podría volver a cifras de ventas anteriores al primer PIVE, del año 2012, y además «no se cumpliría con el objetivo de seguir renovando el parque automovilístico», que en La Rioja alcanza una antigüedad de 12,6 años. «El parque móvil está muy envejecido y ello no contribuye a la seguridad y tampoco a reducir la contaminación medioambiental», argumenta Operé.

Si bien es cierto que cada vez se venden más vehículos ecológicos, también en La Rioja, su volumen representa todavía una parte muy exigua del mercado y Operé opina que pasarán aún unos años para que este segmento de vehículos se generalice entre la población. «Sí se venden más ahora, tanto híbridos como eléctricos, pero nos movemos en cifras muy bajas», expone antes de añadir que todavía hay obstáculos importantes que impiden que el grueso de los consumidores opte por estos automóviles. En este sentido, menciona «la falta de una infraestructura de carga de baterías, la autonomía que tienen estos coches o un precio de adquisición más elevado».

Opina que el reciente Plan Moveo que ha puesto en marcha el Ministerio de Economía para estimular la compra de vehículos de energías alternativas es una iniciativa positiva, «pero no será suficiente todavía» para que este tipo de automoción se imponga por encima de la tradicional de gasolina y gasóleo.

«El mercado de los vehículos híbridos y eléctricos crece, pero nos movemos en cifras todavía muy bajas»

Gasolina y diesel siguen siendo también las opciones mayoritarias en el mercado de los vehículos que adquieren las empresas, un nicho que, a diferencia del de particulares, sigue creciendo a buen ritmo este año en todo el país. El fenómeno lo achaca Operé al comportamiento de la economía que ha motivado un crecimiento de la actividad y la facturación de las empresas. «Cuando hay más demanda, pues se compran más automóviles», expone el presidente de Ariauto antes de insistir en que el flanco débil es la demanda de particulares, «que necesita otro PIVE para reactivarse».

Fotos

Vídeos