La Comisión Europea abre la puerta a la financiación de la alta velocidad riojana

La Comisión Europea abre la puerta a la financiación de la alta velocidad riojana

Europa incluye el tramo Miranda, Logroño, Castejón entre las arterias principales de comunicación de la UE, pero no garantiza una partida económica

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

La Comisión Europea completó ayer el primero de los pasos necesarios para que el desarrollo del eje de la alta velocidad ferroviaria en La Rioja opte a percibir fondos comunitarios. El órgano ejecutivo de la Unión Europea, que se encontraba revisando en el programa Conecta Europa (CEF), ha dado luz verde a la inclusión de la ampliación de los corredores ferroviarios Atlántico y Mediterráneo, que en su momento solicitó el Ministerio de Fomento, en el reglamento de financiación de las redes transeuropeas de transporte (Reglamento CEF), que establece, entre otros aspectos, la definición de los itinerarios de los corredores europeos, las arterias principales de la red transeuropea de transporte (TEN-T) dentro de la Unión Europea. En esa ampliación figura la línea de alta velocidad ferroviaria que atraviesa La Rioja.

El acuerdo adoptado por la Comisión Europea supone dotar al programa 'Conecta Europa' [en el que está integrado la Red TEN-T] con un presupuesto de 42.300 millones de euros de los que el principal montante (30.600 millones) están destinados a las infraestructuras europeas para el transporte.

La ampliación de los corredores susceptibles de financiación comunitaria surgió en el transcurso de la negociación del próximo marco financiero plurianual 2021-2027 de la UE y cuajó durante una reunión del Comité de la Red Transeuropea de Transporte celebrada en octubre del 2017. En ese encuentro se solicitó a los países miembros de la Unión que antes del cierre del 2017 enviaran sus propuestas de modificación y ampliación debidamente argumentadas. Fomento remitió su propuesta en diciembre incluyendo toda la extensión de los corredores Atlántico y Mediterráneo que ahora, definitivamente, se incorpora al nuevo Reglamento CEF. Además del tramo riojano, se incluyeron en la propuesta la línea Coruña-Vigo-Orense-León, la conexión Gijón-León-Venta de Baños, el tramo Huelva-Sevilla, la vía fluvial del Guadalquivir y las conexiones marítimas de los corredores con Canarias y Baleares.

De los 30.600 millones de euros destinados a las infraestructuras de transporte (y que priorizará modos de transporte respetuosos con el medio ambiente «como el ferroviario», especifica la Comisión), 11.300 se reservarán a los países que reciben ayudas del Fondo de Cohesión y las propuestas españolas podrán optar a participar en el resto de la asignación. En el caso de la alta velocidad riojana, y según las estimaciones que manejaba el Ministerio de Fomento hace tres años, la asignación, en caso de fructificar, ascendería a 9,95 millones de euros.

En todo caso, y como el propio Ministerio de Fomento apunta, con la inclusión del tramo riojano dentro del programa 'Conecta Europa' se mejora la conectividad, la visibilidad y las oportunidades de cofinanciación de la infraestructura si bien «no se garantiza la obtención de fondos europeos pues la necesidad financiera estimada para el desarrollo completo de la red es mayor que el presupuesto disponible».

Completado el primer paso -la presencia en el Reglamento comunitario para optar a fondos europeos-, se inician ahora los trámites de aprobación por el Parlamento Europeo y el Consejo, con la vista puesta en que entre en vigor en el año 2021. Desde la Comisión alertaban ayer de la importancia de «alcanzar un acuerdo rápido sobre el presupuesto general de la UE a largo plazo y sus propuestas sectoriales para garantizar que los fondos empiecen a dar resultados sobre el terreno lo antes posible» ya que, en caso contrario, «los proyectos en curso de infraestructuras a gran escala quedarían muy afectados por los retrasos».

La inclusión del tramo riojano de alta velocidad llega después de una complicada cronología. Se quedó fuera de las propuestas prioritarias susceptibles de financiación formuladas ante la UE en noviembre del 2011 por el entonces ministro de Fomento, José Blanco, que apostó por la conexión Bilbao-Sagunto o a través de Pamplona pese a que dos años antes aseguró que esta línea y la de Logroño llegarían «en las mismas condiciones y en el mismo tiempo».

En julio del 2015, el eje riojano (incluida la variante de Rincón de Soto) no entró en la primera distribución de fondos del programa 'Conecta Europa' (CEF) por «restricciones presupuestarias». Ahora, tras la ampliación acordada por la Comisión Europea, el tramo riojano volverá a optar a la financiación europea.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos