Alberdi y Merino niegan ante la jueza todas las acusaciones

Pablo y Jorge, en primer plano, a su llegada al Palacio de Justicia / L.J.R.

El juzgado de lo Penal número 1 alberga desde hoy el juicio por los incidentes ocurridos tras la huelga general de 2012 | Uno de los tres acusados ha aceptado un acuerdo con la Fiscalía, pero Jorge Merino y Pablo Alberdi mantienen su inocencia

L.J.R.Logroño

El jucio contra Pablo Alberdi y Jorge Merino por los hechos ocurridos tras la manifestación de la huelga general del 14N llega por fin. La jueza de lo penal deberá dilucidar por fin un caso largo (cinco años y medio han pasado desde aquella noche) y más que polémico.

Primeras declaraciones de los encausados

Que el del 14N va a ser un juicio intenso quedó claro nada más empezar la primera de las tres vistas en que se dividirá el proceso. Endika Zulueta, letrado de Pablo Alberdi, con el respaldo de Henar Moreno (que defiende a Jorge Merino) aprovechó los trámites previos para, además de renunciar a un par de testigos y llamar al Jefe Superior de Policía Nacional, Pedro Luis Mélida (aceptada), exigir la declaración de quienes destruyeron las grabaciones de las cámaras fijas del Palacete del Gobierno regional (denegada), aportar más documentación (aceptada) y proponer como perito a una médico de familia para cuestionar el parte de lesiones de uno de los agentes (aceptada), llegó a cuestionar tanto la ubicación física de los acusados durante el proceso («es una herencia del sistema inquisitorial», dijo) solicitando que se sentaran junto a sus abogados para hacer más efectivo su derecho de defensa como el orden de declaración. «Que los acusados declaren los primeros vulnera la presunción de inocencia. La acusación tiene que traer su acusación y tras eso ellos se tienen que defender», sostuvo. La jueza también lo rechazó.

Tras una hora de cuestiones previas (suelen durar apenas unos minutos), la vista oral como tal comenzó no con la declaración de los acusados, sino con el visionado de una decena de vídeos en los que se recogen tanto el discurso de Jorge Merino como de otro miembro del sindicato CNT hasta los incidentes y las cargas policiales que se registraron al término de la manifestación.

Pablo Alberdi fue el primero en declarar, negó todas las acusaciones que sobre él pesan y aseguró que en todo momento intentó trasladar tranquilidad a todos los presentes, que en ningún momento lanzó piedras u objetos contra los agentes de la policía y que no opuso resistencia a los agentes durante su detención. Además denunció que agentes de la Policía Nacional le agredieron tanto en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía como en los del Palacio de Justicia. A preguntas de su letrado, Alberdi repasó, casi segundo a segundo, cómo se registró su detención con los vídeos aportadas por su defensa para intentar echar por tierra la versión que defiende la Fiscalía.

También Jorge Merino negó todas las acusaciones que sobre él pesan. Aseguró que el único objetivo de aquella jornada de huelga era hacer frente «a los recortes sociales y de derechos del Gobierno del PP» y que el plan de su sindicato «era que todo fuera tranquilo». Por eso, aseguró, «no gritamos nada contra la policía en todo el día» y sobre una de las consignas que lanzó 'El patrón solo entiende un lenguaje: boicot, huelga y sabotaje', le explicó al fiscal que es un mero lema que «usted mismo podría haber cantado».

«Después del discurso me fui a trabajar a San Adrián y por la mañana, hacia las 11 me dijeron que me estaban buscando. Al llegar a la comisaría me detuvieron y vi que tenían una fotocopia de mi DNI ampliada y, con rotulador, habían puesto CNT», explicó antes de responder que nunca había sido detenido.

Beneite: «Fue una carga progresiva»

Fernando Fernández Beneite, describió un escenario de guerra para explicar, a preguntas del Ministerio Fiscal , que «fue una manifestación muy violenta y tengo experiencia de haber estado en manifestaciones en otras comunidades, incluso en el País Vasco», y que decidió intervenir cuando a un compañero que estaba junto al Palacete de Gobierno recibió el impacto «de una piedra».

«Fue una carga progresiva en la que fui retirando al personal hasta que una persona me lanzó una pancarta. Decidí que le tenía que detener», dijo el actual Comisario de la Policía Local de Logroño, que explicó que poco después algún compañero le dijo que «era quien había lanzado antes la piedra a otro agente».

Beneite explicó la versión que tiene «en su mente» de lo que allí sucedió y que, reconoció, hay diferencias con la realidad, «matices», dijo, como el hecho de que no recibió un globo rojo como indicó en el atestado sino una pancarta. Fue, el del comisario, un interrogatorio extremadamente tenso, tanto que la propia magistrada pidió al abogado de la defensa y al testigo que intentaran hacer la sesión «más agradable».

Más información

Arropados por amigos y familiares

Los acusados han llegado al Palacio bajo la lluvia, pero no estaban solos. Decenas de simpatizantes les esperaban, con pancartas en las que lamentaban el «no-caso» que ha llevado a estos sindicalistas a afrontar una pena de 2 años de cárcel para Jorge Merino y 6 y nueve meses para Pablo Alberdi.

La sesión ha transcurrido en la sala de lo Penal número 1, ante una sala ya de por sí no muy grande, pero abarrotada por familiares, (entre ellos la abogada Cristina Almeida, allegada a la familia de uno de los acusados) curiosos y medios de comunicación.

Momentos del juicio. / Juan Marín

En la sesión, el tercer acusado, I.I., miembro de UGT, ha aceptado una pena de seis meses de prisión, además de unos 720 euros de multa. El acuerdo con las acusaciones (Fiscalía y Abogacía del Estado) posibilita que el caso termine para él, que no ingresará en prisión.

Juan Marín

Sin embargo, Merino y Alberdi siguen manteniendo su absoluta inocencia y pidiendo su absolución, por lo que se espera que la vista consuma las tres jornadas previstas: hoy, mañana y el miércoles, antes de quedar visto para sentencia.

Los hechos

14 de noviembre del 2012
Al término de la manifestación, junto al Palacete de Gobierno, se registran incidentes y cargas policiales. Agentes de la Policía Nacional detienen a Pablo Alberdi. Jorge Merino, que en ese momento se incorpora a su puesto de trabajo en San Adrián (Navarra), también será acusado de desórdenes públicos, atentado y daños.
15 de noviembre del 2012
El Ministerio Fiscal presenta su primer escrito de acusación en el que pide 7 años y medio de cárcel para Jorge y 5 años y 7 meses para Pablo. La defensa solicita que se presenten las imágenes que grabó la Policía Nacional.
5 de febrero del 2013
La Fiscalía corrige el escrito de acusación. Eleva la pena de prisión hasta los 9 años para Jorge Merino y hasta 7 años y medio para Pablo Alberdi. La defensa vuelve a solicitar las grabaciones policiales.
24 de marzo del 2013
El Sindicato Unificado de Policía emite un comunicado y apunta que «hay grabaciones íntegras realizadas por los funcionarios policiales» y apunta que «han sido puestas a disposición de quien realmente tiene que valorarlas y juzgarlas».
8 de abril del 2013
La Policía reconoce que ha borrado las grabaciones por su mala calidad.
Junio del 2013
Fernando Fernández Beneite, que dirigió el dispositivo de los antidisturbios en la noche del 14 de noviembre, es nombrado comisario jefe de la Policía Local de Logroño
8 de julio del 2015
El Ministerio Fiscal presenta su tercer escrito de acusación. Reduce la petición de pena para Jorge hasta los 2 años (3 solicita el Abogado del Estado) y la de Pablo hasta los 6 años y 9 meses.
15 de mayo del 2017
Se celebra en el Palacio de Justicia una vista de previa conformidad. El Ministerio Fiscal les ofrece una reducción de condena para evitar el ingreso en prisión si reconocen los hechos. Jorge y Pablo no lo aceptan. I.I.M., el tercer acusado, lo acepta.
9, 10, y 11 de abril del 2018
El Juzgado de lo Penal 1 celebra la vista oral contra Jorge y Pablo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos