Una clase con deberes... y derechos

Los niños volvieron a ser ayer protagonistas en el Parlamento de La Rioja, en el homenaje a la Constitución Española. :: Juan Marín/
Los niños volvieron a ser ayer protagonistas en el Parlamento de La Rioja, en el homenaje a la Constitución Española. :: Juan Marín

Con el Parlamento regional abarrotado durante toda la mañana, 224 alumnos de sexto de Primaria de 58 centros educativos leyeron ayer la Carta MagnaLos niños riojanos homenajean la Constitución en vísperas de su 39º aniversario

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

De las risas, gritos, carreras y nervios, al respetuoso silencio desde que la presidenta del Parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González, dio por iniciada la sesión. Con los escaños ocupados a lo largo de toda la mañana por decenas de 'diputados' menudos y el hemiciclo abarrotado de compañeros, profesores y familiares, los niños riojanos honraron ayer la Constitución de 1978 en vísperas de su trigesimonoveno aniversario. «Es la ley más importante de todas las que tenemos porque estableció la forma de organización del Estado y reconoció, por primera vez, nuestros derechos y libertades. Todos los españoles debemos respetarnos y, además, ser solidarios los unos con los otros», les explicó Ana Lourdes González, quien recordó que «quienes elaboraron, los padres de la Constitución, supieron llegar a acuerdos y buscar puntos de encuentro a pesar de tener diferentes posturas».

A continuación, la presidenta y los miembros de la Mesa de la Cámara dieron lectura al preámbulo para ceder a partir de ahí todo el protagonismo a los niños, los 224 alumnos de sexto de primaria de 58 centros educativos de Logroño y las cabeceras de comarca elegidos para desgranar con su voz los 169 artículos de la Carta Magna, sus cuatro disposiciones adicionales, 9 transitorias, 1 derogatoria y 1 final. Aitana Zuriñe Camino Montalvo, del Colegio Navarrete el Mudo de Logroño, que ocupaba el escaño del presidente del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros, fue la primera en subir a la tribuna de oradores para leer el artículo primero, que defiende como valores superiores del ordenamiento jurídico español la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. «Si no tenemos leyes, mal vamos, no podríamos hacer las cosas con la normalidad que las hacemos ahora», explicó poco después la pequeña, quien admitió que «he estado un poco nerviosa al principio, pero luego se me ha pasado». Durante el primero de los cinco turnos preparados también subió al atril Ricardo Clavijo, del colegio Alcaste-Las Fuentes, quien confesó que «el acto ha sido muy bonito, es enorgullecedor haber podido estar aquí y hablar sobre la Constitución, que nos dice qué podemos hacer y qué no». «Sin ella, esto sería un caos total», remachó para resumir en dos palabras lo que le había parecido el Parlamento de La Rioja: «Muy cómodo».

Y como en la Lotería de Navidad, ayer también había un 'gordo', la lectura del omnipresente artículo 155, cuya agraciada fue Lucía Rodo Vicente, del colegio Las Gaunas de Logroño. Fue una lección de deberes, pero también de derechos y libertades, similar a la que recibieron los alumnos del Colegio Sagrado Corazón-Jesuitas a cargo de la senadora del PP María Teresa Antoñanzas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos