Cinco años de vida para el glifosato

Protesta contra el glifosato y la multinacional Monsanto frente a la sede de la CE en Bruselas (Bélgica). :: efe/
Protesta contra el glifosato y la multinacional Monsanto frente a la sede de la CE en Bruselas (Bélgica). :: efe

La UE prorroga un lustro la vida comercial del herbicida más utilizado del mundo

M.F /J.A.R.

Salvado por la campana. El glifosato, el herbicida más empleado en la agricultura y jardinería mundial, ha recibido finalmente el indulto de la Unión Europea tras varios intentos abortados por la falta de consenso. El acuerdo, que fue alcanzado el pasado día 27, a apenas dos semanas de que expire la autorización actual.

La falta de acuerdo entre los países el 9 de noviembre obligó a recurrir a los expertos del comité de apelación de la Comisión Europea, un escalón superior en los procedimientos de decisión al que se recurre cuando no se alcanza un acuerdo en el comité ordinario. Todo ello en un contexto de notable oposición ciudadana al uso del herbicida.

Frente a una propuesta inicial para renovar la licencia durante la próxima década y ante una evaluación de la Eurocámara que pedía la eliminación progresiva de la sustancia de aquí a 2022, la CE rebajó el texto a cinco años, una propuesta que sigue sin convencer ni a los nueve países miembros que votaron en contra ni a Portugal, que se abstuvo.

La prórroga para la vida del glifosato fue posible gracias al cambio de posición de Polonia, Bulgaria y Rumanía, que se abstuvieron en la votación. También el representante alemán modificó su postura y se abstuvo, desoyendo las indicaciones del Ejecutivo de Angela Merkel y abriendo una nueva crisis en el seno de la coalición gubernamental germana. El culpable del desencuentro es el ministro de Agricultura, el socialcristiano Christian Schmidt, cuya actuación unilateral mereció el reproche público de la jefa e Gobierno.

España se mantuvo en el grupo favorable al glifosato junto a Dinamarca, República Checa, Estonia, Irlanda, Letonia, Lituania, Hungría, Holanda, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Reino Unido. En contra votaron Bélgica, Grecia, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Luxemburgo, Malta y Austria. Suficiente , en cualquier caso, para superar la mayoría cualificada que necesitaba la votación, que exige el apoyo del 55 % de los países con la representación de al menos el 65 % de la población.

La Comisión Europea formalizará la decisión de renovar la licencia del glifosato el próximo martes, 12 de diciembre, fecha en la que responderá también a la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) registrada para pedir su prohibición, impulsada por organizaciones ecologistas.

Y es que la decisión de prolongar la vida del famoso herbicida cinco años no ha terminado de calmar totalmente a ninguna de las partes. Mientras en un lado la ministra española de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, justificaba su postura favorable porque hay un «pronunciamiento» de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria que «garantiza» que este herbicida se puede utilizar, en el otro, el presidente francés Emmanuel Macron anunciaba que tomará medidas para asegurarse de que el uso del glifosato queda prohibido en Francia tan pronto como exista una alternativa viable y como muy tarde dentro de tres años. Macron se pronunciaba con un tuit con el hashtag #MakeOurPlanetGreatAgain (#HagamosNuestroPlanetaVerdeOtravez). También Bélgica deploró el resultado de la votación y anunció que se pondrá en contacto con otros países que han votado en contra para buscar alternativas a la sustancia. Luxemburgo reclamó a la UE «una señal clara para eliminar progresivamente el glifosato».

A favor del 'larga vida al glifosato' se declaraba la asociación española Alianza para una Agricultura Sostenible (ALAS), que ha solicitado que se amplíe por 15 años la vida comercial del herbicida. ALAS interpreta que de prohibirse el glifosato peligraría el sistema europeo de producción de alimentos como lo conocemos ahora.

Bélgica deploró la posición adoptada por los Estados miembros y anunció que se pondrá en contacto con otros países que han votado en contra de la renovación para buscar alternativas a la sustancia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos