Cientos de fallos condenando a la devolución de las cobros indebidos

C.N. LOGROÑO.

En piezas separadas, pese a que han sido los inmigrantes peones de la misma trama, los juzgados riojanos han emitido ya más de un centenar de sentencias, la mayoría de conformidad entre las defensas y la acusación, condenando a los extranjeros que compraron sus contratos ilícitos a la devolución de las cantidades que cobraron indebidamente gracias a los documentos falsos, y a penas de cárcel que, por lo general, son suspendidas con la condición de que el acusado no delinca por un determinado periodo.

Así le ocurrió a I.H., un joven pakistaní que fue condenado por los delitos de estafa y falsedad. Según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario, el acusado encargó a un tercero la fabricación de un certificado de la empresa ficticia Limpiezas Luna, que expidió en marzo del 2012 y en el que se hizo constar que había prestado servicios para la mencionada mercantil durante unos meses.

Días después, el procesado, «a sabiendas de su falsedad», presentó el certificado en la oficina de prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal para solicitar el cobro del paro. En respuesta a su petición, I.H. percibió de forma indebida 2.938,47 euros, una cantidad que en la actualidad está reintegrando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos