Ceniceros, en permanente contacto con Castilla y León

El presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, lamentó ayer el accidente del autobús que volcó en Lerma (Burgos), al tiempo que destacó que por lo menos «nadie perdió la vida». Aseguró que tras el siniestro estuvo en permanente contacto con autoridades de Castilla y León y con el gerente de la compañía de autobuses, José Ignacio Jiménez, que no le pudieron dar más datos de cómo se habían producido los hechos, pero sí que la mayoría de los viajeros eran riojanos. En este punto, el jefe del Ejecutivo insistió en la importancia de que no haya habido que lamentar muertes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos