Ceniceros ofrece La Rioja como destino turístico de interior para toda la familia

Ceniceros, en la presentación de la oferta turística riojana, ayer en el hotel Palace de Madrid.
/NEWSPHOTOPRESS
Ceniceros, en la presentación de la oferta turística riojana, ayer en el hotel Palace de Madrid. / NEWSPHOTOPRESS

El presidente del Gobierno regional subraya en Madrid que la Comunidad ofrece al visitante «mil y una posibilidades»

J.L. GARCÍA ÍÑIGUEZ MADRID.

En tiempos de democratización del turismo, en los que cualquiera puede viajar, La Rioja se presenta como «un destino de interior para toda la familia», en palabras del presidente del Gobierno regional. José Ignacio Ceniceros participó ayer en Madrid en el acto de presentación de La Rioja como destino turístico. En el hotel Palace de la capital, frente al Congreso de los diputados, Ceniceros hizo hincapié en que su Ejecutivo busca en esta legislatura posicionar a la región dentro del competitivo mercado turístico global.

«El turismo es uno de los elementos del posicionamiento de la marca Rioja. No es único, pero sí uno de los más significativos», dijo Ceniceros una semana antes de que comience, también en Madrid, Fitur, donde el día de La Rioja será el jueves. Como aperitivo, el presidente recordó a los invitados capitalinos que «los riojanos y riojanas somos gente educada, amable, con ganas de agradar y de dar al turista lo que busca».

¿Y qué busca el turista? Pues cada vez más, experiencias. Por ahí fue el discurso: «Busca desconectar del día, saborear tranquilamente los placeres de la vida que pueden ser un agradable paseo por el monte, una buena comida en una bodega o un atardecer en la calle Laurel». Ceniceros citaba junto a Neptuno uno de los placeres que se reserva a sí mismo también. En definitiva, La Rioja es, según su presidente, «un destino turístico reconocible, que se apoya en lo auténtico».

LA FRASE José Ignacio Ceniceros Presidente de La Rioja «Los riojanos y riojanas somos educados, amables, con ganas de agradar y dar al turista lo que busca»

«Pero no solo eso», avisaba Ceniceros, «también se puede vendimiar, pisar las uvas e incluso hacer tu propio vino. O intentar interpretar las huellas de animales en la nieve estos días (...) o quizá observar detenidamente las estrellas ya que estamos considerados destino turístico por la calidad de nuestro cielo». Una posibilidad que en Madrid, donde el cielo apenas se ve por encima de la capa de polución que pone boina a la urbe, suena a quimera.

En las mesas del Palace se repartieron periodistas como Elisa Beni, el director de Informativos de Telemadrid, Jon Ariztimuño; el empresario del grupo Kiluva y vicepresidente de la UD Logroñés, Kilian Revuelta, o el presidente del Consejo Regulador de la DOC Rioja, Fernando Salamero. Antes del presidente del Gobierno riojano habían atendido a la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, que recordó algunas de las fortalezas de La Rioja: «Su amplísima variedad de recursos culturales y naturales (...) Porque en La Rioja se viven sensaciones, y qué mejor sensación que beber un vino». Es imposible, en fin, desligar a la región del enoturismo, que la consejera reconoció como eje estratégico.

Y después de los discursos, el alimento en el Palace. Un menú que ya hubiera querido Julio Camba, cronista y amante del buen comer que pasó buenos días en este mismo hotel. Todos los platos con guiño a La Rioja, «la tierra con nombre de vino», como decía el eslogan y recordó Ceniceros. De primero, cremoso de patatas a la riojana. De segundo, raviolis de rabo de toro estofado con Rioja y alegrías riojanas. Y de postre, tarta de manzana con queso camerano, receta de Francis Paniego. La cocina, el estómago, siempre presente también cuando La Rioja se ofrece donde sea como destino turístico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos