Ceniceros exhibe una «moderada» satisfacción en su segundo debate de la región

El presidente del Gobierno alardea de la favorable evolución del empleo «fruto del esfuerzo compartido»

JORGE ALACID* JALACID@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

José Ignacio Ceniceros afronta su segundo debate sobre el estado de la región bajo el signo de una satisfacción «moderada», como es propio de su carácter. En declaraciones efectuadas ayer a Diario LA RIOJA, unas horas antes de examinarse este jueves (11 horas) ante el Parlamento, el jefe del Gobierno riojano alardea de la favorable evolución del empleo como tarjeta de presentación: «Hoy tenemos trabajando a 5.225 riojanos más que hace dos años y 2.400 empleos más creados durante el último». Aunque también subraya que tiene intención de resaltar ante sus señorías que la bonanza del mercado laboral «es fruto del esfuerzo compartido con toda la sociedad riojana».

En ese capítulo de agradecimientos hacia el consenso alcanzado para pacificar el debate político y social que considera seña de identidad de su mandato, Ceniceros se enorgullece igualmente de haber sacado adelante un paquete legislativo que incluye como norma estrella la renta ciudadana, si bien acepta que «queda mucho por hacer». Y agrega: «Vienen dos años de gobierno donde prometo seguir desarrollando el camino que hemos emprendido, hacia un crecimiento inteligente, integrador y sostenible».

En su opinión, el énfasis de su equipo se ha dirigido hacia ámbitos como «la educación, la sanidad y los servicios sociales», según unas directrices que pretende impulsar durante el resto de la legislatura. Un espíritu conciliador que alcanza incluso a su opinión hacia las previsibles críticas que hoy le dirigirán, de acuerdo con la liturgia habitual en estos debates, los representantes de la oposición: «Su labor es la de criticar, claro». Aunque también advierte: «Mi intervención va a huir del triunfalismo. Pretendo exponer la realidad actual de nuestra región, tal y como yo la veo. Porque eso es lo importante, La Rioja».

José Ignacio Ceniceros Presidente del Gobierno «Tenemos hoy trabajando a 5.225 riojanos más que hace dos años»

Una visión que comparte, en líneas generales, el portavoz del grupo que apoya al Gobierno. Para Jesús Ángel Garrido, cara visible del PP en el Parlamento, la sesión que se clausura mañana, viernes, servirá «para poner de manifiesto que el PP tiene un proyecto político para La Rioja y que está dando los resultados positivos, mientras que la oposición carece de rumbo». Una idea que desgrana en estos términos: «La oposición está formada por los apóstoles del cataclismo, el apocalipsis, como por otro lado es tradicional. Es todos los años más o menos el mismo discurso, mientras que la realidad va por otro lado». ¿Resumen? «Creo que el debate servirá para contrastar todavía más esa diferencia», opina Garrido, aunque sus palabras, como se puede suponer, no coinciden en nada con el punto de vista que aportan los portavoces del resto de grupos.

En efecto, a juicio de Concha Andreu, el debate llega presidido por la intención central de su grupo: dinamizar la actividad parlamentaria. «Queremos rebelarnos contra la resignación, combatir el nivel de desidia que observamos en el Gobierno», señala la portavoz socialista, quien no oculta su temor a que Ceniceros comparezca en el atril «como siempre», es decir, «con un ánimo triunfalista, pero incluso más triunfalista que de costumbre». «Su discurso es un discurso hueco», se lamenta.

Términos no muy alejados del dictamen de Podemos. Ana Carmen Sainz, que anuncia una intervención «contundente», dirige sus quejas tanto al propio Gobierno como al rol que juega su socio. «El PP usa un rodillo camuflado», estima la portavoz, «porque pase lo que pase sabe que cuenta con el apoyo incondicional de Ciudadanos». Y agrega: «Estamos cansados de que Ceniceros nos venda siempre lo mismo, papel mojado: transparencia, buen gobierno... Y luego eso sólo se sustancia en una rueda de prensa con Ciudadanos, y además en el Palacete, no en el Parlamento, lo cual demuestra que Ciudadanos forma parte del Gobierno». «Son la misma cosa, aunque Ciudadanos no tenga consejerías», ironiza.

La formación naranja no se da por enterada de tal alud de reproches. Su portavoz, Diego Ubis, anuncia que su partido pretende conducir este debate «desde el terreno filosófico al práctico». «Vamos a escuchar más que a hablar», avisa. Con un par de advertencias: una, que su balance sobre la acción gubernamental «no debe ser a los dos años de legislatura, sino cuando acabe. Entonces diremos si hemos avanzado». Y dos: «Lo que nos propusimos con el pacto de gobernabilidad, más que medidas concretas, era abordar los grandes objetivos de La Rioja». Una pretensión que, a su entender, aconseja esperar: «Las valoraciones, al final».

Más

Fotos

Vídeos