Ceniceros acalla las protestas de la junta de personal de Logroño

Ceniceros, junto a la consejera de Salud, pide respeto a los funcionarios que protestaban. :: Díaz uriel/
Ceniceros, junto a la consejera de Salud, pide respeto a los funcionarios que protestaban. :: Díaz uriel

L.J.R. LOGROÑO.

La primera piedra (más bien urna de metacrilato) aún estaba sobre la mesa. A cinco metros, un gran cartel presentaba los detalles del que, si se cumplen los plazos, será en 18 meses la nueva Escuela de Enfermería. Los asistentes se acercaron para atender las explicaciones del diseño del edificio y... comenzaron a sonar los silbatos.

Al otro lado de la valla que marca el perímetro del solar del antiguo San Millán, junto a la zona de acceso en vehículo al servicio de urgencias del Carpa, aparecieron media docena de miembros de la junta de personal del Ayuntamiento de Logroño. Empezaron a silbar y a increpar a la alcaldesa exigiéndole que se siente a negociar con ellos y el pago de presuntas cuentas pendientes.

Más de uno frunció el ceño y se acercó para escuchar las explicaciones... pero era imposible. Molesto, José Ignacio Ceniceros, presidente regional, avanzó hacia la valla en donde estaban los manifestantes y les pidió respeto y que guardaran silencio, que no era el momento ni el lugar adecuado. Tras un breve intercambio de palabras la protesta perdió intensidad, si bien Ceniceros tuvo que volver a pedir silencio. Cuando llegó, tarde, Pedro Sáez Rojo, los ánimos se volvieron a encender y las críticas contra él y la alcaldesa resurgieron... pero la primera 'piedra' encajó.

Fotos

Vídeos