el mapa de la muerte en la n-232

Un cementerio que recorre La Rioja

La N-232 engorda su estadística macabra: 193 en lo que va de siglo. Kilómetro a kilómetro, fallecido a fallecido, un mapa de una carretera vergonzosa

LA RIOJA | L.J.R.Logroño

Es un mapa hecho de muertes. Un mapa que no debería ser así pero que, en pleno 2017, es. Es un mapa de kilómetros que han costado vidas y familias rotas para siempre. Y que, nadie puede dudarlo, va a seguir costando más muertos.

El joven muerto este martes en la N-232 en Ausejo es el número 12 en esa carretera de este año. Una cifra de récord absoluto en la última década, y más propia de otras épocas con mucha más siniestralidad vial. Pero esa docena de vidas rotas es apenas una muesca en el registro negro de esta vía: a lo largo de este siglo, la N-232 ha visto irse 193 vidas sobre su asfalto en el tramo riojano.

Consulta el gráfico interactivo

Más información

La Nacional 232 se ha ganado a pulso todos los calificativos que la sociedad riojana le ha asignado. Su trazado, que acoge buena parte del tráfico pesado que atraviesa la región, está plagado de familias rotas, de vidas perdidas, de secuelas inimaginables... La N-232 se ha convertido en una morgue de asfalto con olor a gasolina y goma quemada.

A su lado, la AP-68 continuará siendo de pago hasta el 2026. Tenía que haber sido liberada en el 2011 -desde ese año 35 personas han fallecido en la nacional- pero el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, amplió la concesión hasta el 2026. «La liberación de la AP-68 es inabordable», dijo en su primera visita a La Rioja Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, que apenas sí prometió más señales y asfaltar para mejorar la seguridad de la vía. Luego llegó la promesa de sacar los camiones de la N-232 y desviarlos obligatoriamente por la AP-68. Iba a ser para el verano, pero no pudos era. Ahora el Gobierno vuelve a verlo algo más complicado, aunque la firma no ha llegado aún.

La Rioja Baja

Mientras, la cuenta sigue. Y sobre todo, en La Rioja Baja: el tramo que más tráfico lleva de la carretera 232, y el tráfico que más vida cobra. El joven de 29 años que murió ayer es el undécimo que fallece en Ausejo en lo que llevamos de siglo. Una cifra inaceptable, pero que palidece al lado de Alfaro (35 muertos en ese periodo) o Calahorra (24).

El tramo de la Nacional 232 a su paso por Alfaro es relativamente corto. Son apenas 14 kilómetros (del 331 al 344,5) que conectan la linde con Rincón de Soto con la frontera navarra. En doce de ellos -entre el 331 y el 343- se han registrado desde el año 2000 un total de 22 accidentes mortales en los que han perdido la vida 35 personas. Los más graves se registraron en el 2001: el 31 de mayo perdieron la vida tres mujeres en una salida de vía y el 24 de agosto fallecieron otras tres personas en un choque frontal entre un turismo y una furgoneta. Calahorra y Agoncillo, con 23 y 21 fallecidos en su tramo local de la Nacional 232, completan el luctuoso podio de municipios más afectados por la tragedia vial.

No es casual que tres localidades de La Rioja Baja acumulen el mayor número de víctimas mortales. La desproporción entre La Rioja Alta y La Rioja Baja es patente. Así, desde el año 2000 han fallecido 129 personas que circulaban por la 232 entre Logroño y Alfaro mientras que, en el mismo periodo, los fallecidos que transitaban por la vía entre la capital y Foncea han sido 62, menos de la mitad.

Dos camionros murieron en Alfaro este año entre los hierros de los vehículos incendiados / Sanda Sáinz

Pero si el tramo de Alfaro es el más peligroso de la sección riojana de la Nacional 232, los puntos negros están en Calahorra y en Fuenmayor. El kilómetro 362 de la Nacional 232 está en Calahorra, junto al hipermercado Eroski y la tragedia lo ha visitado con demasiada frecuencia. Es el cruce de 'Los Manitos'. Entre el 10 de diciembre del año 2001 y el 3 de diciembre del 2011 se han registrado 5 accidentes mortales con 9 personas muertas. El más trágico se registró el 10 de diciembre del 2001: un Citroen Xsara que se incorporaba a la nacional desde un stop era embestido por dos camiones, uno por su flanco derecho y otro por el izquierdo. Sus cuatro ocupantes, todos vecinos de Arnedillo, morían en el acto.

193 muertos en 141 accidentes desde el año 2000

Accidentes:
141
Fallecidos:
193
Por zona:
En la Rioja Baja perecieron 129 personas (66,8 por ciento), 55 lo hicieron en la Rioja Alta 55 (28,5 por ciento) y 9 en la zona de Logroño (4,7 por ciento).
En cuanto al día de la semana:
Los fines de semana se produjeron 47 accidentes, con 61 muertos. De lunes a viernes, sucedieron 94 muertes con 132 fallecidos.
Por época del año:
El mes en el que ocurrieron más accidentes de tráfico fue en agosto, con 17 accidentes y 23 muertos, seguido de enero con 14 siniestros con 18 fallecidos. Por el contrario, el mes con menos accidentes registrados es noviembre con 8 accidentes y 10 muertos, seguido de octubre, con 9 siniestros y 10 fallecidos.
Número:
De los 141 accientes, en 34 de ellos falleció más de una persona y en los 107 restantes, murió sólamente una.
Por término municipal:
La localidad donde se registraron más accidentes es Alfaro (35), seguiido de Calahorra (24), Agoncillo (17), Fuenmayor (13), Pradejón (12) y Ausejo (11).
Los puntos negros:
Son los kilómetros 362 y 425, con 9 muertos cada uno y los kilómetros 365, 386 y 452, con 6 fallecidos cada uno.
Por año:
Desde el año 2000, el año con más muertos fue el 2004, con 16 fallecidos en 20 siniestros, seguido del año 2001, con 15 fallecidos en 24 accidentes.

A 63 kilómetros de allí se encuentra la conocida 'cuesta de la Zanussi', aunque de su nombre solo mantenga la pendiente. Allí, en la curva de Buicio, está el kilómetro 425. Igual de sangriento que el calagurritano. Entre junio del 2000 y abril del 2007 la Guardia Civil actuó en cinco accidentes mortales con 9 fallecidos. Y es en ese punto en el que se ha registrado uno de los accidentes más violentos que la Nacional 232 tiene en su macabro historial. Fue el 31 de mayo del año 2002. En sentido Haro circulaba un monovolumen ocupado por cuatro jóvenes de Portugal y Marruecos; hacia Logroño circulaba un Opel Corsa en el que viajaba una pareja de Logroño. Cinco de ellos fallecieron en el acto. El conductor del segundo vehículo, que salió despedido del coche, lo hizo cuatro días después en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

¿Y las víctimas? Desde bebés de 6 meses hasta ancianos cerca de la centena. Esas las directas. Las indirectas son muchas más. Stop Accidentes calcula que con cada muerte se destroza la vida de otras 10 personas. Así, la sangría de la Nacional 232 es aún mayor: unas 2.000 personas son las víctimas colaterales de la carretera más peligrosa de La Rioja.

Fotos

Vídeos