El 'catastrazo' del 2018 permitirá subir el IBI en 49 municipios, aunque también podrá bajar en 11

El 'catastrazo' del 2018 permitirá subir el IBI en 49 municipios, aunque también podrá bajar en 11

Las subidas de la valoración catastral para este año oscilan entre un máximo del 8% y bajadas de hasta el 4%

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

LOGROÑO. La recaudación por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es en la actualidad la principal fuente de financiación municipal y la posibilidad abierta a los ayuntamientos por el Ministerio de Hacienda para solicitar la revisión o actualización de sus valoraciones abre la vía a las subidas generalizadas del tributo, habitualmente conocido como contribución.

Más

En el último Consejo de Ministros del año pasado, el Gobierno central, a través del Ministerio de Hacienda, aprobó y comunicó el incremento concreto de los valores catastrales a los 1.830 municipios de todo el país que lo solicitaron, entre los que se encuentran 60 riojanos. Así las cosas, la mayoría de estos últimos, 49, estarán en disposición de subir las contribuciones este año, con valores que oscilan entre el 8% y el 3%, aunque también once deberían rebajarlas en hasta el 4%.

La explicación se encuentra en que la actualización de la valoración se produce en función del año en el que entró en vigor la última revisión que se realizó sobre cada municipio. Así, el año 2004 (como fecha de entrada en vigor de la última revisión) marca el punto de inflexión para que la nueva actualización implique una bajada o una subida de la valoración de los inmuebles. De las 60 actualizaciones que han sido aprobadas para este año en la Comunidad riojana, 40 de ellas partían de ponencias anteriores a 1991, con lo que la revisión de las cuantificaciones catastrales llega hasta el 8%.

GRANDES CIFRAS

49
municipios están en disposición de subir el IBI por la revisión catastral, desde el 3 hasta el 8%.
11
municipios podrían bajarlo hasta un 4%, según las valoraciones marcadas por el Ministerio de Hacienda y el Catastro.

Dos municipios, Ausejo y Ezcaray, datan sus ponencias de 1995 y 1996, respectivamente, con lo que el 'catastrazo' en estas localidades será del 6% y el 5% respectivamente, según las horquillas fijadas por el Ministerio de Hacienda.

En el caso de Logroño, Rincón de Soto, Ollauri y Villamediana de Iregua, los inmuebles se han revalorizado ya este año el 4%, mientras que los de Fuenmayor, Nájera y Entrena lo han hecho en el 3% (con ponencias anteriores actualizadas entre 2001 y 2013).

El IBI, competencia local

En cualquier caso, son los propios ayuntamientos los que pueden decir tanto si suben como si bajan los impuestos, ya que para calcular el IBI se tiene en cuenta no sólo la valoración oficial del inmueble sino también un coeficiente sobre el que tiene competencia cada consistorio. Es el caso de Logroño, por ejemplo, que, aunque aplica la actualización de valor catastral en ese 4%, ha reducido una centésima el coeficiente que utiliza para calcular el IBI, con lo que realmente la subida de la contribución, de los recibos, se limitará a un 2% para sus ciudadanos.

Las bajadas

En el otro extremo, once son los municipios que están en disposición de bajar sus contribuciones por la actualización a la baja de las valoraciones de sus inmuebles. Son los casos de Briones, Cervera, Cihuri, Hormilla, Igea, Medrano, Ocón, Pradejón, Santurde, Tudelilla y Ventosa. En todos ellos, las últimas ponencias parten de 2005 en adelante, con lo que el Ministerio autorizó una revisión a la baja de las valoraciones de los inmuebles del 4% para el 2018.

No sólo depende de la valoración catastral, sino también de la decisión de cada municipio El pago del IBI

Logroño, pese a obtener una revisión del 4%, acordó limitar la subida únicamente al 2% Un ejemplo

Las actualizaciones catastrales deberían contemplarse legislativamente dentro de los Presupuestos Generales del Estado, aunque, tanto el año pasado como al anterior, el Gobierno tuvo que recurrir a reales decretos para hacer efectivas las nuevas valoraciones ante la necesidad de prorrogar las Cuentas del Estado por falta de acuerdos políticos para sacarlas adelante antes del 1 de enero de cada ejercicio. Ello da una idea de lo importante que es esta recaudación para los ayuntamientos que, además, han visto seriamente mermadas en muchos casos sus capacidades de ingresos por la sentencia del Tribunal Supremo sobre los impuestos de plusvalías que se venían aplicando.

De hecho, el año pasado, en el 2017, fueron 39 los municipios riojanos que solicitaron las revisiones de sus ponencias catastrales, la gran mayoría de ellos también al alza, mientras que en el 2016 lo hicieron otros 31.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos