Cascante suspende sus fiestas, conmocionada por la tragedia de una familia con cinco hijos

I. ÁLVAREZ CALAHORRA

La localidad navarra de Cascante, en la que residen los familiares de la niña de 11 años fallecida ayer, se quedó consternada ante el dramático accidente que segó la vida de la pequeña en las carreteras riojanas. Según se informó a este periódico desde Diario Navarra, la familia es bastante conocida en el municipio, ya que el padre regenta una frutería. La menor fallecida y su hermana, herida de gravedad, son dos de los cinco hijos que integran esta familia, natural de Marruecos. En el municipio se han suspendido todos los actos que se iban a celebrar este fin de semana en las llamadas 'fiestas de la juventud', tal como informó ayer el alcalde de Cascante, Alberto Añón, en un bando de Alcaldía.

Mientras tanto, en Calahorra, la Plataforma por la liberación de la autopista AP-68 ha convocado para hoy una 'quedada' en señal de «protesta por el último siniestro acontecido en la 232». La convocatoria tendrá lugar en el Paseo del Mercadal, junto al monumento de La Moza, a las 13.30 horas.

Por otro lado, la jefa provincial de Tráfico en La Rioja, Beatriz Zúñiga, se desplazó ayer hasta el lugar del accidente mortal, donde declaró, visiblemente afectada por el siniestro, que la operación especial de tráfico de verano «no podía haber empezado peor».

Fotos

Vídeos