Cáritas Chavicar encontró trabajo para 230 riojanos el año pasado, 21 más que en el 2016

Inmaculada Espila, Luis Lleyda y Arturo Carbonell, ayer, en la presentación de la memoria 2017. :: j. marín
/
Inmaculada Espila, Luis Lleyda y Arturo Carbonell, ayer, en la presentación de la memoria 2017. :: j. marín

La fundación gestionó un total de 490 ofertas laborales, el 24% más, y atendió a 2.398 personas en diferentes programas de inserción

Logroño. Cáritas Chavicar ha vuelto a superarse un año más. La fundación sin ánimo de lucro para la inserción sociolaboral, que presentó ayer su memoria correspondiente al 2017 en el marco de la celebración del Día del Trabajo, facilitó el acceso a un empleo a 230 personas, 21 más que en el 2016. Según la información facilitada por la entidad, 18 de los contratos fueron indefinidos y 14 autoempleos.

El recurso específico de Cáritas La Rioja en materia de empleo atendió el año pasado a 2.314 personas en sus servicios sociolaborales, el 24% más que en el 2016. «Que casi la mitad fueran personas de seguimiento, es decir, ya atendidas con anterioridad, refleja la cronicidad del paro. El desempleo sigue siendo un problema muy importante», concluyó Inmaculada Espila, directora del área sociolaboral de la fundación.

Área Laboral
Servicio de acogida y orientación laboral
2.314 personas atendidas.
Acciones formativas
310 personas.
Agencia de colocación
490 ofertas laborales, 230 personas accedieron a un empleo y 1.221 participaron en los procesos de selección.
Área Social
Centros de inserción social
Logroño (12 plazas de atención mensual), Calahorra y Santo Domingo (40 plazas más).
Programa de inserción social
84 personas atendidas.
Área Medioambiental
Residuos gestionados
4.098.700 kilos.
RAEEs
430.000 kilos (nacimiento del Centro de Preparación para la Reutilización, ubicado en la carretera de Laguardia -polígono El Carrascal-).
Destrucción de documentación confidencial
61.745 kilos.

En total, durante el pasado 2017 se atendieron a 2.398 personas en los diferentes programas de inserción de la entidad, lo que fue destacado por Luis Lleyda, director de Cáritas Diocesana de La Rioja y presidente de la Fundación Cáritas-Chavicar, que quiso agradecer la labor de aquellos que lo hacen posible.

LA FRASE Inmaculada Espila Área Sociolaboral «Los datos reflejan cronicidad... El desempleo sigue siendo un problema muy importante»

La Agencia de Colocación de Cáritas Chavicar gestionó 490 ofertas laborales, casi 100 más que en el 2016 y que suponen un aumento del 24%. En cuanto al perfil medio sigue siendo el de una mujer (57%), española (56%), de entre 35 y 40 años y con estudios básicos. Los trabajos a los que acceden son, fundamentalmente, del sector servicios (hostelería y atención a las personas) aunque se ha notado un repunte en el sector industria.

«Hemos comprobado cómo la formación es una herramienta vital para el acceso al empleo y por eso nuestra apuesta actual se centra en ofrecer formación a medida de nuestros participantes. 310 personas se beneficiaron de las diferentes jornadas de formación no reglada que impartimos en el 2017, y ya estamos trabajando en un proyecto conjunto con Cáritas Diocesana para el desarrollo de formación reglada y certificada, una cualificación mayor que les posibilitará el acceso a un empleo a través de una titulación», explicó Espila. Para ello, Cáritas Chavicar ha apostado por el traslado de su Agencia de Colocación al logroñés barrio de La Estrella, en Manantiales 7.

Junto a los programas de empleabilidad, la fundación trabaja también en el área social y dispone, para ello, de tres centros de inserción social: Logroño, Calahorra y Santo Domingo -que atendieron a 84 personas-. Chavicar tiene en marcha su propia actividad en el sector de la recogida y gestión de residuos. «De los 60 trabajadores, 32 lo hacen en medio ambiente. Hemos estabilizado empleos y hemos creado nuevos servicios», explicó Arturo Carbonell, responsable del área medioambiental.

La entidad gestionó en el 2017 4.098 toneladas de residuos, enseres y artículos reutilizables, el 3% más que en el 2016. Destacan el aumento de kilos gestionados en RAEEs (aparatos eléctricos y electrónicos) y los 61.745 kilos de documentación confidencial destruida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos