Cantabrana exige responsabilidades a Garrido y que se le devuelva la portavocía

Cantabrana, arropado ayer por Carreño, Calvo e Irazabal. :: Juan Marín/
Cantabrana, arropado ayer por Carreño, Calvo e Irazabal. :: Juan Marín

«Es un montaje de la dirección con falsas acusaciones», denuncia el diputado, que reclama que «cesen los ataques personales» para que reconstruyamos el partido»

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

El diputado regional de Podemos Germán Cantabrana reclamó ayer la devolución de la portavocía del grupo en el Parlamento de La Rioja y que el secretario general del partido, Kiko Garrido, y su equipo «asuman responsabilidades, rectifiquen, pidan disculpas y cumplan el mandato» de la Comisión de Garantías estatal, que ha decretado la nulidad del expediente abierto contra él, tal como adelantó la víspera Diario LA RIOJA.

Arropado por media docena de militantes y acompañado en la mesa por su compañero de escaño Juan Calvo; la diputada nacional por Podemos La Rioja, Sara Carreño; y por Luis Irazabal, miembro dimitido de la Comisión de Garantías de Podemos La Rioja, Cantabrana denunció que todo el proceso ha sido «un montaje de la dirección del partido para acabar con mi capital político por parte de quienes eran mis rivales internos». A su juicio, la resolución de la Comisión de Garantías Estatal demuestra que «las acusaciones son falsas, se saltaron el procedimiento y tienen que anular todo el proceso, ya que la única forma que tenían de sancionarme era que yo no pudiera defenderme».

Tras denunciar que los ataques a su honor «han creado un grave daño a mi imagen pública y también al propio partido», el diputado regional de Podemos alertó de que «debemos comenzar a reconstruir el partido», para lo que, consideró, «lo primero es que cesen los ataques personales, porque lo mismo que me ha pasado a mí se está repitiendo con otros compañeros».

«Hay gente que debe asumir sus responsabilidades, no puede salir gratis, hay que recuperar a gente que hemos perdido por este proceso y reconstruir el partido y el proyecto político de Podemos en La Rioja», añadió, para reclamar que sean «las bases del partido las que juzguen lo que ha hecho y lo que haga tanto el consejo de coordinación como ese señor», en referencia a Kiko Garrido y otros cargos como Nazareth Martín, Raúl Pérez y Alejandro Lamata.

«La resolución debe acatarse», remachó Cantabrana, quien se mostró confiado en que la dirección del partido y el Grupo Parlamentario le devuelvan la portavocía. «En caso de que se nieguen veremos qué decisiones debemos de tomar», advirtió para recordarle directamente a Garrido que «lo importante es lo que dice la resolución, no se trata de sus opiniones, él, si quiere dirigir un partido, tiene que acatar las decisiones de los órganos internos del mismo».

Finalmente, mientras Juan Calvo, que advirtió que hablaba «como militante del partido», calificó el denominado 'Expediente Cantabrana' de «linchamiento gratuito, malintencionado y perverso» que ha producido «daño al partido y al proyecto de Podemos en La Rioja», Irazabal denunció el «uso parcial y sesgado» que Garrido hizo de la Comisión de Garantías regional, al colocar en la misma a su hombre de confianza, Diego Fernández Izquierdo, que al final acabó presidiéndola.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos