Campus intergeneracional de 3 a 100 años en San Vicente de la Sonsierra

Mayores y niños de San Vicente, participantes en el I Campus 'La senda del tiempo'. :: D.M.A.

'La senda del tiempo' ha unido a niños y mayores en una serie de actividades para «fomentar valores de convivencia y tolerancia»

DIEGO MARÍN A. SAN VICENTE.

Dentro de las actividades infantiles estivales de San Vicente de la Sonsierra se ha realizado durante el mes de julio el I Campus Intergeneracional 'La Senda del tiempo'. Los niños de 3 a 12 años del pueblo y los veraneantes (25 en total) han compartido un programa de actividades con los 38 mayores de la residencia Virgen de los Remedios, de entre 64 y 100 años, con el fin de «fomentar valores de convivencia, tolerancia, participación, solidaridad y aprendizaje personal y social».

Verónica Muñoz, de la empresa Divertitur, ha coordinado el programa en colaboración con la asociación cultural Sonsierra, la AMPA San Pelayo del CRA Entreviñas y el Ayuntamiento de San Vicente. Ha habido talleres de manualidades, karaoke, juegos de mesa, cuentacuentos, poesía y una fiesta de despedida. Tanto Susana, la directora de la residencia, como Verónica, se sienten «muy implicadas en los proyectos sociales en los que se trabaja la inteligencia emocional y el crecimiento personal» y confían en «los beneficios que este tipo de actividades generan en los dos colectivos, niños y mayores».

«Los encuentros se realizan con la idea de que se produzca un empleo positivo del ocio y el tiempo libre a través de actividades únicamente lúdicas», declara Verónica. Los propios niños sonserranos han trabajado en equipo para organizar los talleres y actividades, «todas adaptadas a las necesidades y gustos de ambos grupos, con la supervisión del personal sanitario de la residencia y la coordinación de éste con el equipo de monitoras de los niños», detalla Verónica, satisfecha porque los dos grupos «responden de manera muy positiva, los niños por su implicación en la actividad, el respeto y el cariño que demuestran hacia los mayores, y éstos muestran una participación más activa, su estado de ánimo mejora y la movilidad aumenta, están más atentos a lo que sucede a su alrededor».

Fotos

Vídeos