Una campaña para arrancar la máscara al ictus

Presentación ayer de la campaña de prevención del ictus. :: Díaz uriel/
Presentación ayer de la campaña de prevención del ictus. :: Díaz uriel

La enfermedad, que registra unos 750 casos al año en la región, mata o provoca secuelas invalidantes a casi la mitad de sus afectados Salud y las farmacias riojanas inician un plan para dar a conocer los síntomas del mal e inculcar una rápida actuación

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

Amparado en la coraza del desconocimiento, el ictus se ha convertido en uno de los principales enemigos sociosanitarios del planeta. Silencioso, súbito y, a menudo, letal... el primer antídoto contra la cruel patología es reconocer sus síntomas y actuar con rapidez. Para ello, la Consejería de Salud y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja han puesto en marcha, en vísperas de la celebración, mañana domingo, del Día Mundial del Ictus, una campaña informativa y de prevención.

La iniciativa, impulsada a nivel nacional por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, la Sociedad Española de Neurología (SEN) y la asociación de pacientes Freno al Ictus, con la colaboración de Bayer y Boehringer Ingelheim, fue presentada ayer en La Rioja por la consejera de Salud, María Martín; y el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, Mario Domínguez, acompañados por la directora general de Prestaciones y Farmacia, Carmen Sáenz; y el coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro, Francisco José Julián.

La campaña cuenta con la colaboración de las 156 farmacias de la comunidad que repartirán carteles, dípticos y tratarán de resolver dudas sobre esta enfermedad que sólo en La Rioja registra unos 750 casos anuales. El ictus es la segunda causa de muerte en nuestro país -la primera en las mujeres-, la primera de discapacidad en el adulto y la segunda de demencia. Sus cifras son demoledoras: de los pacientes que presentan un ictus hasta el 50% pueden fallecer o quedar con secuelas invalidantes. Sin embargo, también es cierto que hasta el 90% de los ictus se pueden prevenir si se conocen los factores de riesgo y se varían algunos hábitos -hacer una dieta saludable y ejercicio, dejar de fumar, evitar el consumo excesivo de alcohol y revisar la diabetes y la tensión-; y que una atención rápida tras sufrir el ataque minimiza los posibles riesgos y daños.

«Tratable y curable»

«Iniciativas como ésta se convierten en la mejor herramienta para sensibilizar a la sociedad riojana y contribuir a mejorar el conocimiento sobre las enfermedades cerebrovasculares», destacó la consejera María Martín quien, tras recordar que en el III Plan de Salud de La Rioja se otorga máxima prioridad al ictus, alabó el «excelente funcionamiento de la Unidad de Ictus de La Rioja, ya que hemos conseguido dar una respuesta rápida en atención, que es uno de los objetivos fundamentales para la mejora de la mortalidad».

Por su parte, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, Mario Domínguez Rincón, explicó que «ésta es una campaña de prevención, detección y concienciación que vamos a desarrollar las 156 farmacias riojanas y sus 44 botiquines, porque, como siempre, estamos al servicio de los ciudadanos».

A las alabanzas a la iniciativa se sumó Francisco José Julián, coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro, quien se felicitó porque «estamos consiguiendo que el ictus no sea el gran desconocido; que los farmacéuticos quieran colaborar con nosotros para la detección precoz es algo fantástico, muy positivo, porque lo más importante para tratar el ictus, que es tratable y curable, es el tiempo transcurrido desde que aparecen los síntomas hasta que administramos el tratamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos