Los camiones 'toman' el eje navarro del Ebro para evitar el peaje entre Tudela y Logroño

Camiones circulando por la carretera comarcal navarra NA-134, conocida como 'Eje del Ebro', en el término municipal de Tudela, ayer por la mañana. :/Justo RodriguezGráfico
Camiones circulando por la carretera comarcal navarra NA-134, conocida como 'Eje del Ebro', en el término municipal de Tudela, ayer por la mañana. : / Justo Rodriguez

Los transportistas han convertido la comarcal foral NA-134 en una ruta alternativa para llegar a la capital riojana tras el cierre de la N-232

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

La carretera comarcal navarra NA-134, que une Tudela y los pueblos del lado navarro de la Ribera del Ebro con Logroño, se ha convertido en la ruta alternativa para numerosos transportistas afectados por la prohibición de circular por la N-232 en La Rioja «para conseguir llegar a sus destinos de una manera rápida y eficiente», según el presidente de la CETM (Confederación Española de Transporte de Mercancías) en La Rioja, Javier Arnedo. Con este recorrido opcional, los profesionales se ahorran el peaje de la AP-68 entre Tudela y Logroño, y luego tienen dos opciones una vez llegados al entorno de la capital riojana: incorporarse a la LO-20 a través del puente de la Autovía del Camino A-12 para tomar la autopista hasta Zambrana, o seguir por la carretera de Mendavia hasta coger la N-232a (Laguardia-San Vicente-Briñas), que no está afectada por la prohibición de tránsito ya que en el 2010 dejó de tener titularidad estatal.

Diario LA RIOJA comprobó in situ el aumento de la circulación de camiones por la NA-134, «una aglomeración que denota la falta de previsión por parte de la Administración que, además de perjudicar a los transportistas y los negocios que se levantan a ambos márgenes de la N-232», está «generando problemas de seguridad vial en la región limítrofe», enfatizó Arnedo. Complicaciones que se registran sobre todo en Tudela, desde cuyo peaje de la AP-68 comienza el desvío obligatorio del tráfico pesado de la N-232.

RElacionado

Asimismo, Arnedo lamentó «la incomunicación que la prohibición genera a nuestra propia comunidad, convirtiéndola en una de las menos competitivas de España y sin capacidad para atraer nuevas empresas e incrementar la eficiencia y competitividad de las que ya están instaladas». «La enorme carencia que sufre nuestra región en materia de infraestructuras explica» que los datos económicos de La Rioja «sean notablemente inferiores a la media nacional». Por último, el presidente de la CETM en La Rioja exigió «el desdoblamiento total de la N-232 en La Rioja» y «la paralización del desvío obligatorio».

«Notamos más tránsito, pero lo lamento por los negocios de la N-232, que están que muerden» Manuel Berisa | Hostal-restaurante Venecia (Azagra)

«A los transportistas riojanos nos han matado cuando ya trabajamos con precios muy ajustados», aseguraba a este periódico José Antonio López Frías, un profesional calagurritano con casi 40 años de experiencia al volante: «Si te quieres ahorrar el peaje para ir hacia el Este tienes que ir por San Adrián, Azagra, Milagro y Tudela hasta salir a la A-68 (el corredor navarro de la 232 ya desdoblado). Y si el destino es el noroeste y el País Vasco, lo hacemos a través de Pamplona por la AP-15».

«El desvío nos ha matado a los camioneros riojanos porque ya trabajamos con precios muy ajustados» José Antonio López Frías | Transportista riojano

Por su parte, el propietario del Hostal-restaurante 'Venecia' en Azagra (NA-134), Manuel Berisa, reconoció que «se nota más tránsito» y lamentó «los perjuicios ocasionados a los establecimientos de la N-232, que están que muerden».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos