Un camionero dirige sus dudas a Fomento y a la Comunidad

Un transportista de mercancías riojano con «42 años de ejercicio en el sector y más de cinco millones de kilómetros» acumulados se ha dirigido por escrito tanto al Ministerio de Fomento como al Gobierno de La Rioja planteando una serie de dudas sobre el desvío del tráfico pesado de la N-232 a la AP-68 y defendiendo la liberación total de la autopista, o bien, que el tráfico desviado a la AP-68 sea el de los vehículos ligeros y turismos para «no ocasionar retenciones» y «aligerar la circulación». En sendas cartas -una dirigida al director general de Transporte Terrestre del Ministerio, Joaquín del Moral, y otra al director general de Obras Públicas y Transportes de La Rioja, Carlos Yécora- este profesional considera inadecuados los accesos de la autopista para asumir el tráfico pesado, así como las áreas de servicio de la AP-68 para atender a los transportistas. También cuestiona cómo se va a controlar que la norma se cumple.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos