«La burocracia resulta lo más complicado a la hora de empezar»

«La burocracia resulta lo más complicado a la hora de empezar»

Víctor Justa | Fruticultor de Albelda, 23 años

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

A sus 23 años, Víctor Justa desbarata la media de edad de profesionales dedicados al campo tanto en su localidad, Albelda de Iregua, como en el resto de La Rioja. «Los agricultores que hay son muy mayores y te das cuenta de que cada vez hay más tierra para menos gente», apunta. «Los mayores lo van dejando y los jóvenes pueden ir accediendo a estos terrenos por medio del arrendamiento y de la cesión de fincas», dice.

El albeldense ha estudiado Administración y Finanzas pero, dada esa falta de relevo generacional, vio en el agro «un hueco». Reconoce que le ayudó que su familia contara con plantaciones de peral para zambullirse en este mundo y ponerse al frente de una explotación de esta fruta, manzanas y melocotones.

«Vi una oportunidad y bastante futuro», comenta este joven que también asegura que, «aunque en otros sitios no esté valorado, en Albelda de Iregua el campo sí que lo está».

En su caso, apostó por la pera porque en Albelda «no tienes que salir a venderla, sino que vienen a por ella al pertenecer a la DOP Rincón de Soto». En cuanto a la manzana, está seguro de que «ahora se vive un punto de inflexión», por lo que confía en que el cultivo vaya ganando superficie y que «haya camino por recorrer».

Lo que le resulta más engorroso es la «burocracia». «Es lo más difícil a la hora de instalarse», sostiene. «Estoy seguro de que más del 40% de mis horas reales las dedico a hacer papeles», pone de manifiesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos