El brócoli se pone de moda en el campo riojano

Cosecha. Jesús Pérez, en pleno proceso de recolección en su explotación agraria de Calahorra. :: M.f.
/
Cosecha. Jesús Pérez, en pleno proceso de recolección en su explotación agraria de Calahorra. :: M.f.

Los primeros registros de este cultivo son del 2006, aunque el producto llegó una década antes de forma tímida a los campos riojanos ensombrecido por su hermana la coliflor, un cultivo tradicional, especialmente en las tierras bañadas por el Ebro

MARÍA FÉLEZ

El consumo de brócoli aumento un 20% en España el año pasado. De las 55.000 toneladas consumidas en 2015 se pasaron a 66.000 toneladas en 2016. Un dato que han sabido ver los agricultores riojanos que cada vez cultivan más este producto que llegó a nuestras tierras hace dos décadas y que cuenta con casi 200 hectáreas en la comunidad. España es en la actualidad el mayor productor europeo de este producto de los que el 88% va destinado a la exportación y el resto a la venta nacional.

«Muchos de los que teníamos sólo coliflor nos pasamos en su día a poner parte de las tierras en brócoli, ahora se están dando más otros productos como el romanescu que está también muy de moda», comenta Jesús Pérez que cuenta con varias hectáreas en Calahorra.

En estos momentos el precio del brócoli es bastante adecuado para los agricultores. «La sequía ha hecho estragos en otros sitios y aunque a los de aquí les está costando tirar para adelante, la verdad es que se están vendiendo bastante bien», prosigue.

El brócoli va cogiendo fuerza en relación con otras verduras de invierno La sequía no ha afectado a este cultivo que esta en tierras de regadío

Y es que los cultivadores de brócoli están viendo cómo la falta de producto en otras zonas de cultivo les está permitiendo mantener un precio elevado que ronda los 65 céntimo el kilo. «Podemos estar hablando de que un brócoli pesa unos 1.200 o 1.200 gramos así que sale a unos 78 céntimos aunque luego en el supermercado la ama de casa se los encuentre a casi dos euros», comenta.

Estos buenos precios también los avalan desde la cooperativa El Raso. «Siempre pasa lo mismo, la falta de producción hace que suban los precios», dice Salva García, gerente de la cooperativa El Raso. «Esta vez nosotros estamos teniendo la misma producción que otras campañas pero es verdad que en otras zonas de España la producción esta siendo muy escasa», relata.

La sequía poco ha tenido que hacer con el brócoli en estas tierras bañadas por el Ebro. «Todos los cultivos de brócoli están en zona de regadío y no están sufriendo mucho el tema de la sequía, además es un cultivo fuerte», explica.

«El riego debe ser abundante y regular en la fase de crecimiento. En la fase de la formación de pella, conviene que el suelo esté sin excesiva humedad, pero sí en estado de tempero», detalla Jesús.

La realidad es que el brócoli va cogiendo fuerza en comparación con otras verduras de invierno. «Aunque aquí no tiene la importancia de la coliflor sí que ha sobrepasado el número de hectáreas de otros productos como el repollo, la acelga o incluso el cardo, que en su día fue uno de los productos fuertes de esta zona», comenta.

No hay mas que mirar la estadística agraria. En la pasada campaña sólo la coliflor supero al brócoli de las verduras de invierno quedando muy por detrás el repollo (106 hectáreas), el cardo (70 hectáreas) o la acelga (51 hectáreas).

El aumento de la producción de brócoli es inversamente proporcional a la caída de la coliflor que en los diez últimos años ha descendido ostensiblemente su cultivo en La Rioja. Así si en 2006 se cultivaron 992 hectáreas de este producto, en la actualidad hay menos de la mitad (404 hectáreas).

«La gente cada vez consume en general menos estas verduras de invierno algo que no pasa con el brócoli que al parecer se está poniendo de moda», explica Jesús.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos