Un brindis celestial

Sor Julia entrega al Papa Francisco el vino de Rioja durante su recepción/Vatican Media
Sor Julia entrega al Papa Francisco el vino de Rioja durante su recepción / Vatican Media

La monja arnedana sor Julia, de las Siervas de María, obsequia al Papa con el vino 'Mocete' en su recepción por el sumo pontífice

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Hace cincuenta años, la arnedana Josefina Castillo Ibáñez ingresaba en la orden de las Siervas de María, fundada en 1851 y dedicada especialmente al servicio de los enfermos, y se convertía en sor Julia. Con motivo de tan redondo aniversario de servicio religioso, el Papa Francisco le recibió en el Vaticano el pasado lunes y ella se lo agradeció con un obsequio de sabor arnedano.

Con varias congregaciones de la orden repartidas por distintos puntos de España y a través de cuatro continentes, la reverenda arnedana se afincó en Roma el año 2000. Entre las visitas que allí recibe, uno de sus sobrinos estuvo con ella recientemente y le llevó un estuche con varias botellas del vino 'Mocete', de la arnedana Cooperativa Nuestra Señora de Vico y ella decidió guardarlas para entregárselas al Papa Francisco en su encuentro.

Fue el pasado lunes en una misa celebrada por el pontífice a la que asistió sor Julia junto a otro pequeño grupo de personas y tras la que el Papa les recibió. Fue el momento en el que la arnedana hizo de embajadora de su tierra y le entregó las botellas con los caldos que salen de las viñas de la ciudad. Agradecido, cuentan que el Papa Francisco sonrió y que aseguró que lo probaría.

El Papa Francisco le recibió con motivo de su 50 aniversario de servicio religioso

Aunque lejos de sus vecinos, sor Julia fue reconocida por su ciudad en el año 2009, cuando el Ayuntamiento le encargó ser la pregonera de las fiestas patronales de San Cosme y San Damián. Aquella tarde del 25 de septiembre, aún con el hábito blanco puesto, volvió a ser Josefina Castillo, Fina, «arnedana por los cuatro costados», ante sus vecinos que llenaron el Teatro Cervantes.

En aquella ocasión, sonrió al confesar que es feliz haciendo realidad la vocación de los santos patronos arnedanos, cuidar a los enfermos.

La bodega arnedana recibía ese encuentro especial entre sor Julia y el Papa Francisco como una nueva buena noticia en el proceso de promoción de su Mocete, un vino que en el 2017 ya consiguió el reconocimiento Diamante de los Premios Internacionales Vino y Mujer, organizado por Alamesa.

Este certamen tuvo lugar entre el 8 y 9 de mayo en la Escuela Española de Cata de Madrid con la participación de más de 200 vinos de quince países diferentes, representando a 34 regiones vinícolas internacionales. Además del reconocimiento, el Mocete logra con este distintivo Diamante el pasaporte para la Interwine Guangzhou, que se celebrará entre el 9 y el 11 de noviembre, y al salón Vinoro de Otoño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos