La borrasca 'Ana' barre La Rioja y destroza siete coches, muros, árboles y cables de luz

Muro derrumbado en el convento de Carmelitas de Cabretón. :: a.i./
Muro derrumbado en el convento de Carmelitas de Cabretón. :: a.i.

El viento, con rachas huracanadas de 193 kilómetros por hora, cierra Valdezcaray y deja a Ortigosa sin luz y sin clases a una treintena de alumnos

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

Siete coches destrozados en Logroño, Ortigosa sin suministro eléctrico y una treintena de alumnos sin clases, tejados y uralitas arrancados en Cervera, cables de luz cortados y muros y árboles derribados en toda la región... La borrasca 'Ana' se dejó sentir y dejó su huella tras barrer La Rioja con vientos huracanados que en Valdezcaray alcanzaron los 193 kilómetros por hora.

'Ana', que se presentó con un radical incremento de las temperaturas -16,3 grados en Logroño, 16,5 en Calahorra o 15,7 en Haro a medianoche- trabajó con nocturnidad y a destajo, con demoledoras rachas de viento que hicieron temblar paredes y persianas para intranquilidad de miles de riojanos. Valdezcaray, ayer cerrada, marcó el récord nacional tanto el domingo por la noche, con 193 kilómetros por hora a las 21.40 horas, como ayer, con 166 a las 00.50. La borrasca sopló con fuerza también en Aguilar, 177,5 kilómetros por hora; Ezcaray, 144,7; Cervera, 131, Enciso, 129... Aunque en Logroño el viento no superó los 90 kilómetros por hora, fue precisamente en la capital riojana donde se registraron los daños más graves, en concreto en la calle Beatos Mena y Navarrete, donde a las 2.37 horas el desprendimiento de parte de la fachada del número 46 sepultaba parcialmente siete de los vehículos aparcados en la calle, que quedaron destrozados. El horario del siniestro evitó que ocurriesen desgracias personales en una vía que en esos momentos estaba desierta.

LAS RACHAS MÁXIMAS

EstaciónVelocidad (kms/hora)
Valdezcaray 193,0
Aguilar177,5
Ezcaray144,7
Cervera 131,0
Enciso 129,0
Urbaña 126,0
San Román121,3
Yerga113
0
Santa Marina 110
5
Santo Domingo 108,0
Torrecilla108,0
Haro 99,0
Ocón 91,4
FUENTE
AEMET y Gobierno de La Rioja

Los Bomberos de Logroño también tuvieron que desplazarse a las viviendas de Toyo Ito a las 6.02 horas, donde las rachas de viento desplomaron un falso techo del porche de entrada al bloque número 4 y reventaron el panel acristalado de la pista 2 de pádel. Mientras, la Policía Local tuvo que intervenir en la plaza del Mercado, donde el airón provocó daños en algunas de las casetas de los puestos navideños.

Desde el parque logroñés de bomberos, que registró media docena de salidas, también se desplazó una dotación hasta Sotés por un corte de suministro eléctrico tras la caída de un árbol.

Otra decena de intervenciones realizaron los bomberos del CEIS Rioja en La Rioja Alta -Ezcaray, Haro, Santo Domingo, Anguciana...- por caídas de árboles y señales de tráfico y cables eléctricos arrancados.

Sin electricidad se quedaron desde las 9 de la noche del domingo en Ortigosa, donde ayer la interrupción del suministro mantuvo cerrado el colegio y sin clases a los 28 alumnos que cursan ahí Infantil, Primaria y primero y segundo de la ESO.

Muy cerquita, en Nieva, se registró el derrumbe de los muretes de dos casas por los efectos de un temporal que se cebó especialmente también con toda la comarca del Alhama, donde los daños no fueron de excepcional gravedad, pero sí muy numerosos, según informa .

Los servicios de emergencia tuvieron que intervenir en Cervera por el desprendimiento de chapas y uralitas de una nave industrial y de diversos tejados, sobre todo en el entorno de la ermita de la Soledad.

También amaneció con árboles partidos, tejas y canalones tirados por las calles, postes de la luz quebrados y antenas de televisión arrancadas. El viento destruyó una veintena de metros de la tapia del convento de las Carmelitas de Cabretón y la pared de un corral en Valdegutur. Las rachas huracanadas en la zona, superiores a los 170 kilómetros por hora, provocaron daños en tejados, invernaderos y huertos de Cornago, cuyo árbol de navidad acabó tendido en la plaza. Y en Igea el viento derribó varios árboles, uno de ellos enorme en el cementerio, que al ser arrancado arrastró con sus raíces varias lápidas.

Mientras, en la comarca de Haro el viento derribó árboles, postes y farolas, informa . En Casalarreina afectó al vallado de las obras en el palacio de los Pobes-Vargas; en Fonzaleche, a una antena; y en Anguciana, a un poste de teléfonos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos