Las bodegas suman ejemplos de nuevas inversiones

M. C. LOGROÑO

El sector del vino es uno de los motores económicos de la comunidad riojana y eso se está viendo en el número de inversiones que las bodegas están llevando a cabo en los últimos tiempos. Y en este repaso, que no pretende incluir el total de proyectos, cabe tener en cuenta el empuje que ha supuesto el programa de ayudas de la OCM del vino, que en su primera anualidad de 2014 ya anunciaba una inversión vitivinícola superior a 50 millones de euros a ejecutarse antes de finales del próximo año. En este resumen se incluiría, por ejemplo, la histórica Marqués de Murrieta (Logroño) que en otoño de 2014 inauguró la rehabilitación del Castillo Ygay, con una inversión de 14 millones de euros. Ahora está mejorando las instalaciones de la bodega de elaboración.

Ramón Bilbao, con una restauración de su bodega clásica, también ha invertido en mejoras. Viñedos de Aldeanueva y su bodega para blancos, Proelio, el proyecto de los antiguos propietarios de Embutidos Palacios, y Bodegas Riojanas de Cenicero son otros de los que han invertido. También cabe reseñar a Muga, de la que en marzo se anunció su instalación en Badarán con una bodega de elaboración y crianza; y que ha solicitado licencia de obras en Haro para bodega de crianza en botella. En estos años ha llegado, por ejemplo, el grupo Matarromera con la Bodegas y Viñedos Carlos Moro, en San Vicente de la Sonsierra, tras seis millones de inversión. O la bodega Macán de Rothschild y Vega Sicilia, en Samaniego.

En el lado opuesto, de desplome por el boom inmobiliario, se sitúan ejemplos como Bodegas Antion y Bodegas Darien.

Fotos

Vídeos