Bienvenidas oposiciones

Bienvenidas oposiciones

El aumento de las ofertas de empleo público eleva la demanda en las academias riojanas

MARTA HERMOSILLA/J.E.LOGROÑO.

«Una oposición es una pelea con los demás para ganar un puesto de trabajo además de ser una carrera de fondo». Así define Pilar Cuartero, directora del centro de estudios que lleva su nombre, este proceso selectivo de empleo de la Administración. Esfuerzo, trabajo y mucha constancia son las claves para salir victorioso de esta batalla. A diferencia de los años de crisis, cuando este tipo de convocatorias quedaron congeladas, hoy llegan a diario nuevas noticias y datos acerca de nuevas ofertas de empleo público, la última la anunciada por el Gobierno español para los años 2017 y 2018. Y las plazas que saldrán no son pocas: más de 20.000 piensa ofertar la Administración General tras la sequía de los últimos años, que se sumarán a las que ya están convocadas en la administración autonómica y local, menos numerosas, pero que confirman también que hay mayor alegría en las entidades públicas.

La derivada de todo ello es un importante aumento de gente que quiere opositar y de la demanda de formación en las academias riojanas. «Con la nueva oferta, los alumnos se están animando más a estudiar ya que ven la posibilidad de obtener una plaza fija. Todo esto provoca el lleno en las academias, estamos hasta arriba», señala la directora de la Academia Emil, María Eugenia Encina.

Opositores hay de varios tipos: algunos estudian por vocación, otros porque en su profesión es necesaria la formación para poder ejercer y muchos simplemente porque buscan lograr a un idílico trabajo fijo de por vida. «Llevas mucho tiempo trabajando con contratos temporales y al final nunca te quedas en ningún sitio. Entonces piensas en sacarte las oposiciones como la manera de encontrar un trabajo estable», explica Luis Ángel Esteban, alumno del Centro de Estudios Pilar Cuartero.

LAS FRASES Yolanda Martínez Opositora a la Comunidad «Estas nuevas plazas me han hecho continuar con las oposiciones, me dan ánimo y ganas de seguir» Javier Primo Opositor a la Guardia Civil y al Ejército «Estudio unas siete u ocho horas a diario más los entrenamientos, que me quitan mucho tiempo» Luis Ángel Esteban Opositor a la Comunidad «Piensas en aprobar las oposiciones como la manera de encontrar un trabajo estable» LAS FRASES María Eugenia Encina Directora de la Academia Emil «Con la nueva oferta, los alumnos se están animando más, ya que se ven con posibilidades» Jesús Jalón Director del Centro IRIS «Durante el inicio del verano siempre se nota mayor afluencia de gente» Pilar Cuartero Directora del Centro de Estudios Pilar Cuartero «Una oposición es una 'pelea' con los demás para ganar un puesto de trabajo»

Después de una época dura de crisis, la luz se vislumbra al final del túnel y se convierte en ilusión y motivación para muchos opositores riojanos. Yolanda Martínez, por ejemplo, que tras presentarse el año pasado a los exámenes, ha decidido volver a intentarlo: «Las nuevas plazas de la Administración General me han hecho continuar un año más con las oposiciones, me dan ánimo y ganas de seguir, porque yo puedo con ello».

Todo el mundo sabe las ventajas que conlleva ser funcionario, pero no todos conocen el esfuerzo que acarrea superar la oposición. Ocho y nueve horas estudiando a diario, con apenas días de descanso. Horas que pueden aumentar con entrenamientos para las pruebas físicas que requieren algunas convocatorias como las de la Guardia Civil. Este es el caso de Javier Primo, quien además de prepararse estas últimas, el próximo lunes tendrá el examen del Ejército: «Yo estudio unas siete u ocho horas diarias más los entrenamientos para las pruebas físicas que también me quitan mucho tiempo».

La gran oferta de la Administración General -se espera que salgan 20.280 plazas- tiene el objetivo de reducir la interinidad en la Administración del 23% actual al 8%. Junto con las buenas noticias de más convocatorias, la llegada del verano también llena las academias. «Durante el inicio del verano siempre se nota una mayor afluencia de gente que quiere pedir información y matricularse», añade Jesús Jalón, responsable director del Centro IRIS.

El perfil del opositor está bastante marcado, siendo las mujeres de mediana edad las que más deciden opositar. En las plazas de Educación y en las de la Comunidad el número de mujeres que se presentan duplica al de los hombres. Aunque el perfil ha ido cambiando con la crisis, ya que tras la avalancha de despidos que provocó la recesión económica, mucha gente decidió opositar y con ello ha aumentando la edad media del opositor riojano.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos