«Todo fue bien, pero, inexplicablemente, el bebé nació sin esfuerzo respiratorio»

Una desgraciada noticia. Página 8 de Diario LA RIOJA, el pasado 25 de noviembre, con el suceso.:: l.r./
Una desgraciada noticia. Página 8 de Diario LA RIOJA, el pasado 25 de noviembre, con el suceso.:: l.r.

El matrón que atendió el parto domiciliario en Logroño recuerda que usó los mismos medios y controles que en un hospital y niega complicación alguna

R.G.L LOGROÑO.

Muy tocado aún anímicamente por lo sucedido, el matrón D. Soler, uno de los dos profesionales que atendió el parto domiciliario del bebé fallecido en la capital riojana, niega que hubiese complicación alguna durante el alumbramiento, a lo largo de una conver- sación telefónica con Diario LA RIOJA el jueves pasado. Éste es su relato: «El viernes 17 de noviembre la madre tuvo control por la mañana en el hospital San Pedro y todo fue normal, ya por la tarde, sobre las 17 horas empezaron a ser las contracciones más intensas y nos avisó. Controlamos en todo momento el bienestar materno y fetal, escuchando el latido del bebé con un ecodopler, porque utilizamos exactamente los mismos medios técnicos y los mismos controles que en un hospital, por eso decimos que el parto en casa es seguro y en este caso, con una madre que ya tiene un hijo, era una candidata idónea.

Durante el parto, en una mujer sana con bebé sano y en un embarazo controlado y de bajo riesgo, con todos los medios técnicos y acompañada por dos profesionales, se realizaron todos los controles de la práctica clínica y en todo momento fueron normales, no surgió ninguna complicación en el parto y, de hecho, todos los signos eran tranquilizadores; líquido amniótico claro y patrón cardiaco fetal reactivo...

Inexplicablemente, porque minutos antes el latido y la frecuencia eran normales y el líquido también, el bebé nació sin esfuerzo respiratorio y sin tono muscular e inmediatamente se llamó a una ambulancia para su traslado mientras realizábamos las maniobras para su reanimación, realizando al bebé los cuidados que requería. Cuando llegó la ambulancia, en apenas diez minutos, el bebé tenía frecuencia cardíaca y saturación de oxígeno, pero seguía sin esfuerzo respiratorio y tono muscular y, una vez entubado estabilizado en el domicilio, se le trasladó al hospital San Pedro, donde se decidió que requería otros cuidados más especializados y fue remitido al hospital vizcaíno de Cruces donde se le puso en hipotermia, bajándole la temperatura basal, para que no haga tanto esfuerzo y ayudarle en la adaptación, pero cuatro días después falleció. Preguntarse qué hubiera pasado si hubiera nacido en el hospital es como preguntar si hubiera sido más seguro el parto en Cruces que en el San Pedro; era un parto donde en ningún momento se esperaba este resultado», concluye el profesional.

'YoRespeto'

Personas particulares, con el apoyo de la Asociación de matronas de Euskadi y la Asociación 'El parto es nuestro', ha puesto en marcha una campaña en las redes sociales en la que se pide respeto para la decisión y el duelo de la familia logroñesa. «El objetivo es pedir respeto porque se puede parir en casa segura y se está juzgando un duelo», aseguran los responsables de la campaña 'YoRespeto', ilustrada con fotos de ciudadanos bajo el hashtag #YORESPETO. La campaña clama: «Se puede parir segura en casa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos