Benditos campos riojanos

Cervera. El párroco bendice los campos simbólicamente ante la imagen de San Isidro./SANDA
Cervera. El párroco bendice los campos simbólicamente ante la imagen de San Isidro. / SANDA

Los pueblos de La Rioja mostraron su devoción a San Isidro en su festividad con misa, procesiones y actos lúdicos

LA RIOJA

15 de mayo. San Isidro Labrador, patrón de los agricultores y de los ganaderos... el protector de nuestro maltrecho mundo rural. No hay rincón en La Rioja que se salte la festividad de 'obligado cumplimiento' como siempre ha sido. De ejemplo sirven los mayores del lugar y el testigo los recogen los más jóvenes y los niños, donde queden porque cada día hay menos.

Fotos

Misa y procesión -en el apartado religioso- y aperitivo con comidas de hermandad -como mínimo- sirvieron de punto de partida para confraternizar y para comentar los unos con los otros lo difícil que anda el campo y los buenos tiempos del pasado. Nostalgias.

· Información elaborada por
Isabel Álvarez, Sanda Sainz, Jöel López, Ernesto Pascual, Félix Domínguez, Juan Carlos Pulgar y Pilar Hidalgo.

San Isidro recorrió las calles de los pueblos portado en andas por sus devotos y bendijo los campos en la confianza de que arrope una fértil cosecha. En Calahorra, el patrón fue acompañado por los santos mártires Emeterio y Celedonio y desde el mirador de Bellavista se consagraron los campos. La jornada se aprovechó para 'pasar' a los niños por los mártires.

Los alfareños también acompañaron la imagen por las céntricas calles con parada en el paseo de La Florida para simbolizar la bendición del agro. Los najerinos procesionaron a San Isidro por el casco antiguo (tras la misa en la iglesia parroquial de la Santa Cruz) y le ofrecieron varias paradas. Aquí un grupo de agricultores celebró una comida de hermandad.

Rincón de Soto también fue punto destacado del mapa festivo. Tras la tradicional procesión y misa, los rinconeros organizaron juegos para los más pequeños y, por la tarde, se vivió un emocionante encierro -como en Aldeanueva de Ebro y otros lares- a cuyo término tuvo lugar uno de los actos más entrañables de la jornada: el homenaje a los agricultores de más de 80 años.

Santo Domingo de la Calzada y Villamediana reservaron un pequeño espacio en sus respectivas fiestas patronales para honrar al santo de los labradores al igual que Cabretón. Los cerveranos acudieron a la misa y procesión para después disfrutar de un surtido aperitivo.

En la capital, Varea -barrio de huertas y campo- vivió como todos los años esta fiesta y hasta allí se desplazó la alcaldesa Cuca Gamarra. A pocos kilómetros de Logroño, Lardero fue otro punto de homenaje al patrón con misa y procesión -previamente hubo dianas matinales- y por la tarde hinchables para los niños en el colegio Eduardo González Gallarza.

Son algunos ejemplos de municipios riojanos que mostraron ayer su devoción al santo del campo en la festividad, que tuvo su acto central en San Asensio, con la presencia, entre otros, del consejero de Agricultura, Íñigo Nagore.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos