Mucho más que un barranco desbordado

Desbordamiento del barranco de Oyón, que afectó a las viviendas de El Campillo, principalmente a la calle Emilia Pardo Bazán. /javier muro
Desbordamiento del barranco de Oyón, que afectó a las viviendas de El Campillo, principalmente a la calle Emilia Pardo Bazán. / javier muro

Ruiz Tutor, que reconoce la «limitada» capacidad de desagüe del barranco de Oyón, entiende que «lo del sábado por la tarde» se debió a «mucha agua caída en poco tiempo» Medio Ambiente atribuye los problemas provocados por la lluvia en El Campillo a la tormenta «extraordinaria y generalizada»

JAVIER CAMPOS

Logroño. «El desbordamiento del barranco de Oyón no fue la causa exclusiva, sino una más». El concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, atribuía ayer a una tormenta «extraordinaria y generalizada» los problemas provocados en el barrio de El Campillo por las fuertes lluvias sufridas el sábado por la tarde en Logroño, «cuando en los puntos donde menos agua cayó en la capital se llegaron a registrar hasta 30 litros por metro cuadrado, lo que es una auténtica barbaridad».

La respuesta del edil llega a requerimiento de Diario LA RIOJA después de las críticas vecinales sobre los problemas que supone para Logroño el estado del barranco de Oyón más allá de los vertidos que llegan al Ebro y que, en principio, deberían tener solución con la construcción de la depuradora de la localidad alavesa. «La capacidad de desagüe es la que es, limitada, y me consta que la CHE está en ello para aumentarla», añadía ayer Tutor.

No es la primera vez que una tromba de agua anega el área de El Campillo -también de San Antonio- por su proximidad al cauce del Ebro. Y la formación de riachuelos naturales que buscan salir al río afectando a urbanizaciones y parques es habitual en fenómenos meteorológicos donde «cae mucha agua en poco tiempo». Sí que en esta ocasión el deslizamiento de tierras de los montes aledaños se ha notado y mucho.

«El desbordamiento del barranco es habitual, pero el sábado no sólo hubo problemas en El Campillo, sino en San Gregorio, Los Lirios, Prado Viejo o Pedregales», explicaba el concejal, quien precisaba que, recuperada la normalidad, se analizará lo sucedido. Y es que la tormenta fue «histórica» y con valores cercanos a lo 80 litros por metro cuadrado también en Logroño.

«Los grandes colectores, por lo general, funcionaron, y el que las arquetas estuviesen limpias evitó problemas mayores», adelantaba Ruiz Tutor. « Y si el nivel del Ebro hubiese estado alto, lo de El Campillo hubiese sido aún peor», concluía. Ayer, se 'remataba' la zona con una limpieza «de detalle» finalizado el grueso de la misma ya el domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos