El banco de sangre gana donantes menores de 30 años

Un donante de sangre. / L.R.

Las cifras de stock de reservas similares a las del año pasado

LA RIOJALogroño

El Centro de Transfusión de La Rioja registró un total de 10.285 donaciones de sangre en 2017 efectuadas por 7.156 donantes, lo que supone un incremento del 2,54% respecto a los datos de donación del año 2016, de los que 1.573 personas fueron de edades entre 18 y 30 años, lo que es una cifra "histórica".

La consejera de Salud, María Martín, acompañada por el director técnico del Banco de Sangre de La Rioja, Carlos Sola, en una rueda informativa, han detallado hoy la actividad de este Centro en 2017. Entre los datos más significativos, ha destacado que se ha registrado una cifra histórica en lo que se refiere a los donantes de sangre menores de 30 años.

En concreto, los donantes pertenecientes a la franja de edad comprendida entre los 18 y los 30 años son un total de 1.573 personas, un 13,82% más que en 2016, y representan el 21,98% del total de donantes.

María Martín y Carlos Sola.
María Martín y Carlos Sola. / GOB. RIOJA

Además, 2017 se cierra también con la consecución del mayor número de donantes nuevos en un solo año. Concretamente, 1.208 personas donaron sangre por primera vez, lo que supone un aumento del 8,53% respecto 2016 y la mejor cifra desde 2011.

En este sentido, la titular de Salud ha destacado que "nuestra Comunidad es un ejemplo de solidaridad y como consejera de Salud estoy tremendamente agradecida por estos gestos que ayudan a salvar vidas cada día".

Además, Martín ha subrayado "lo importante que es el dato del incremento de donantes nuevos y en especial aquellos que están en la franja de menos de 30 años, porque son el futuro de las donaciones en nuestra región".

También ha indicado que "la sociedad riojana cada vez es más consciente de la importancia de la donación y esto es una gran noticia" y ha animado a todos los riojanos a "hacerse donantes y seguir regalando vida".

De acuerdo a los datos del Banco de Sangre de La Rioja los donantes riojanos garantizaron este 2017 la autosuficiencia de componentes sanguíneos, pudiéndose atender todas las necesidades transfusionales de los pacientes en los hospitales de la comunidad.

Productos sanguíneos

De los 7.156 donantes de 2017 el 58,4% fueron hombres (4.179) y 41,6% mujeres (2.977) aunque cabe subrayar que en la franja de 18-30 años el porcentaje de mujeres donantes fue de 56,26%.

Por rangos de edad, los donantes entre 31-40 años representaron el 19% (1.343), mientras que los de 41-50 años fueron el 27% (1.970) y los mayores de 50 años supusieron el 32% (2.270).

Sobre el lugar elegido para realizar la donación, 2.587 donaciones se efectuaron en el Banco de Sangre ubicado en el Hospital San Pedro y las 7.698 restantes se llevaron a cabo en la unidad móvil de hemodonación, que ha incrementado su actividad en un 4% respecto a 2016.

La caducidad de los componentes sanguíneos (las plaquetas tan solo tienen una vida útil de 5 a 7 días), hace que diariamente se precisen donaciones de sangre en La Rioja para poder contar con un stock óptimo de reservas que permita poder atender a todas las personas que requieren una trasfusión.

En este sentido, el director técnico del Centro de Transfusión, Carlos Sola, ha indicado que "el Banco de Sangre ha iniciado 2018 con unas cifras de stock de reservas similares a las del año pasado, que fueron las mejores desde el año 2010".

Sin embargo, según ha detallado Sola, este stock "se actualiza diariamente como consecuencia de la caducidad de los componentes sanguíneos y si nadie donase en 5 días ningún paciente que lo necesitase podría recibir una transfusión de plaquetas".

En la actualidad, ha informado de que, gracias a las donaciones recibidas durante la campaña de Navidad, el stock de reservas es óptimo pero se espera un descenso como consecuencia de la epidemia de gripe, proceso que imposibilita donar durante 14 días desde que el paciente deja de presentar síntomas.

Sola ha explicado que "gracias a la actualización y difusión de la Guía Transfusional, así como a los protocolos de hemorragia masiva y manejo de la anemia preoperatoria, durante 2017 descendieron las necesidades transfusionales de concentrados de hematíes en un 7,2%, descenso que se acercó al 20% desde 2015".

Asimismo, Sola ha agradecido la solidaridad que cada día recibe el Centro de Transfusión de La Rioja y ha extendido este agradecimiento a las personas que se acercaron a intentar compartir su solidaridad con los pacientes, pero que no pudieron donar por diferentes motivos de exclusión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos