El ayuntamiento de Tudela, preocupado por el tráfico pesado

María Félez
MARÍA FÉLEZCalahorra

A las quejas de algunos transportistas y de los negocios que circundan la N-232, ahora se suman las quejas de varios ayuntamientos navarros, entre ellos el de Tudela, por la medida de trasladar el tráfico pesado desde la N-232 a la AP-68. En concreto fue esta semana cuando el ayuntamiento navarro presentó una queja a la delegación de gobierno de la comunidad foral por el paso del tráfico pesado por la N-121-C después de salir de la AP-68 para incorporarse a la N-232. El tramo afectado por el desvío tiene una longitud de 1,5 kilómetros y transcurre entre la rotonda de un instituto y la entrada a la autopista. Durante estos primeros días de la medida, al parecer, la zona se ha visto afectada sobre manera por el tránsito de vehículos pesados en un entorno en el que se produce la confluencia de servicios comarcales como el Hospital Reina Sofía, el IES Valle del Ebro y el Centro Integrado Politécnico -que suman unos 2.000 alumnos- además de la comisaría de Policía Foral y un polígono.

De esta manera, el Ministerio de Fomento tiene previsto reunirse el próximo 4 de enero con representantes del Gobierno de Navarra y de la concesionaria de la autopista para analizar la situación comunicada por el ayuntamiento de Tudela con respecto a la medida tomada para disminuir la siniestralidad en el tramo riojano. La medida además no sólo parece estar afectando al tráfico en la localidad navarra sino que también en todo el tránsito entre Tudela y Tarazona provocando problemas de tráfico en municipios como Murchante, Cascante, Ablitas o Monteagudo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos