La Audiencia ordena el ingreso en prisión del abusador de Arrúbal por riesgo de fuga

Miguel Muñoz, durante una de las sesiones del juicio celebrado en la Audiencia Provincial. :: j.marín/
Miguel Muñoz, durante una de las sesiones del juicio celebrado en la Audiencia Provincial. :: j.marín

El tribunal que juzgó a Miguel Muñoz por agredir sexualmente a dos menores considera real «una tentación de huida» tras ser condenado a 19 años de prisión

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

Miguel Muñoz, el vecino de Madrid de 48 años de edad que fue condenado el pasado 18 de junio por la Audiencia Provincial de Logroño a una pena de 19 años de prisión por abusar sexualmente de dos menores de 5 y 6 años durante una fiesta rociera en las piscinas de Arrúbal, ya está en prisión.

Apenas diez días después de que la sentencia fuera comunicada a las partes y tras conocer que el letrado de la defensa interpondrá un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, los mismos jueces que le condenaron redactaron el pasado 28 de junio un auto en el que acordaron su ingreso en prisión provisional y sin fianza durante un plazo máximo de seis años. La Fiscalía y la acusación particular solicitaron la adopción de esta medida tras conocer la condena.

Sostiene la Audiencia Provincial que «las características del delito por el que ya ha sido condenado en primera instancia, la objetiva y muy relevante gravedad de las penas impuestas» le hace suponer que «concurre un riesgo de fuga al ser mayor la tentación de huida, que hace proporcionado, necesario e idóneo acordar la prisión provisional».

En el presente caso, la justicia considera que para evitar una hipotética huida de Miguel Muñoz no es suficiente la retirada del pasaporte y su comparecencia periódica ante el correspondiente órgano judicial. «Ese riesgo de fuga ha aumentado muy considerablemente, por cuanto en el ánimo del acusado puede cabalmente pesar, como una tentación para eludir la acción de la justicia, el hecho de que la primera decisión judicial recaída no ha sido la de la absolución, sino la de condena, y además a unas penas muy elevadas», dice el auto.

El letrado que ha ejercido la defensa de Miguel Muñoz mostró su oposición a la medida de prisión provisional asegurando que no es real ese riesgo de fuga dado su arraigo familiar -tiene dos hijos pequeños- y su precaria situación económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos