Ascienden a siete los detenidos por el ataque a agentes de la Guardia Civil en Algeciras

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acompañado del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz (2i), de la alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, y mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional. /EFE
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acompañado del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz (2i), de la alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, y mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional. / EFE

Los agentes del acuartelamiento de Logroño continúan con la labor de identificación de los atacantes

LA RIOJAAlgeciras / Cádiz

La Policía Nacional ha detenido a una persona más de entre las 40 que el pasado sábado rodearon y agredieron a nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) fuera de servicio en Algeciras (Cádiz), con lo que el número de arrestados asciende a siete, han informado a Efe fuentes de la Policía.

El nuevo detenido se une a Manuel R.S, que fue arrestado anteayer en su casa tras ser identificado por uno de los dos sargentos que fueron agredidos junto con otros siete guardias civiles, otras tres personas que fueron arrestadas durante la mañana del lunes y dos más por la tarde. Se les imputan delitos de atentado contra agente de la autoridad, desordenes públicos y riña tumultuaria.

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que ya tiene identificadas a varias personas más que participaron en la agresión, continúa las pesquisas para esclarecer lo sucedido.

Relacionado

Los hechos se desencadenaron sobre las seis de la tarde de anteayer, cuando los nueve agentes, miembros de la unidad de los GAR desplegada en el Campo de Gibraltar para reforzar la lucha contra el narcotráfico en la zona, salieron de comer en un restaurante de Algeciras, disfrutando de su domingo libre.

Según fuentes policiales, cuando fueron a recoger sus vehículos en un aparcamiento en la calle, se encontraron a varias personas que celebraban una primera comunión en un restaurante aledaño y que les cortaron el paso y comenzaron a insultarles y a agredirles.

Pronto se sumaron otros asistentes a la comunión y, mientras los agentes se identificaban como tales y trataban «de calmar los ánimos», la violencia del grupo aumentó y empezaron a tirarles piedras, adoquines, ladrillos e incluso con algún bate de béisbol.

La violencia fue tal que uno de los agentes hizo tres tiros al aire, mientras que dos patrullas de la Policía Nacional acudían a ayudar a los agentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos