Ascienden a nueve los heridos graves en Lerma y otro permanece en la UVI

Ascienden a nueve los heridos graves en Lerma y otro permanece en la UVI

A falta del estudio del tacógrafo, un posible despiste del conductor podría ser la causa del vuelco del autobús Ninguno de los veinte pasajeros que fueron atendidos en el San Pedro necesitaron ser hospitalizados

CARMEN NEVOT

logroño. Pasadas las primeras horas, el accidente de autobús que cubría la línea Madrid-Logroño, que en un primer momento parecía no haber tenido consecuencias graves, arrojaba un nuevo balance de heridos no tan liviano. De los 21 heridos leves y tan sólo uno grave, a última hora de ayer doce personas continuaban ingresadas, nueve de ellas en estado grave y otra muy grave, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Burgos. Nada que ver con la primera versión que distintas fuentes daban horas después de producirse el siniestro, el domingo en el punto kilométrico 197 de la A-1 en el término burgalés de Lerma.

De los 57 ocupantes del vehículo de autobuses Jiménez -incluido el conductor-, que hacía un servicio de refuerzo de la compañía PLM Autocares, 21 fueron trasladados al Hospital Universitario de Burgos. Uno de ellos continuaba ayer ingresado con pronóstico grave en las camas de observación de urgencias, otros seis con el mismo pronóstico en Neurocirugía, y otro también grave en Traumatología. En la UVI continuaba otro paciente en estado muy grave, se trata de un joven de 27 años que fue intervenido de urgencia la misma noche del domingo para extirparle el bazo. Y otros 11 recibieron el alta a lo largo del día. De los cuatro que fueron llevados al Santos Reyes de Aranda de Duero, dos recibían ayer mismo el alta y de los otros dos, uno sufre fractura vertebral y el otro un traumatismo craneoencefálico leve y un hematoma en el muslo. Los heridos, según información del SOS 112 de Castilla y León, tienen edades comprendidas entre los 21 y los 61 años.

21 HERIDOS TRASLADADOS

Trasladados en soporte vital básico al Hospital Universitario de Burgos
S
G.L. Varón de 27 años
E
V.R. Varón de 21 años,
M
F.L.R. Mujer de 61 años
T
L.U. Mujer de 25 años
A
A.C. Mujer de 21 años,
E
G.S. Mujer de 35 años
M
M.C. Mujer de 29 años
P
A.Q.B. Mujer de 21 años
A
F.M. Varón de 21 años
Trasladados en ambulancia con soporte vital básico, acompañada por el equipo médico de Salas de los Infantes, al Hospital Universitario de Burgos
F
D. Mujer de 38 años,
M
J.C.S. Mujer de 52 años,
C
P.M. Mujer de 34 años,
G
S.P. Varón de 36 años
Trasladados por Cruz Roja al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero
J
L.T.M. Varón de 44 años
C
A.G. Varón de 34 años
Trasladados en ambulancia con soporte vital básico al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero
M
A.G.A. Varón de 48 años,
C
R.S Varón de 52 años
Trasladados en ambulancia convencional al al Hospital Universitario de Burgos
S
J.C.P. Mujer de 49 años
M
L.T.M Mujer de 39 años
Trasladados en UVI móvil al Hospital Universitario de Burgos
H
V.C. Varón de 27 años
M
L.T.O. Mujer de 49 años

El resto de ocupantes fueron trasladados a Logroño en otro autobús que puso la misma compañía y que partió hacia las 21 horas del lugar del siniestro. El vehículo llegó a la capital riojana pasadas las 23.40 horas de la noche del domingo y sin pasar por la estación de autobuses, donde se les esperaba inicialmente, se dirigió al servicio de Urgencias del hospital San Pedro. Tras un primer chequeo de veinte de los ocupantes, todos fueron enviados a sus casas.

En cuanto a las causas del siniestro, y a falta del estudio del tacógrafo por parte de especialistas, en el atestado elaborado por los efectivos del subsector de Tráfico de la Guardia Civil que intervinieron tras el aparatoso accidente, se apuntaba, según informaron a este diario en la subdelegación del Gobierno en Burgos, a una posible distracción por parte del conductor. Una conclusión a la que habrían llegado tras recabar el testimonio de algún pasajero que habría visto «dar un cabezazo» al chófer instantes antes de volcar.

Muchos años en la carretera

Precisamente, el conductor, que dio negativo en los controles de alcohol y drogas, es uno de los heridos que se encuentra ingresado en el hospital de Aranda de Duero con un esguince cervical. Desde la compañía de autobuses Jiménez, a la que pertenece PLM, aseguraban que es un hombre experimentado con muchos años de carretera en la misma empresa.

El accidente se produjo pasadas las 19 horas del domingo cuando el autobús, que circulaba a la altura del kilómetro 197 de la A-1, en el término municipal de Quintanilla de la Mata, muy próximo a Lerma, se salió de la vía y se precipitó por un terraplén de unos 5 metros de altura y quedó volcado por el lado derecho. La mitad de los pasajeros fueron atendidos en el lugar de los hechos por los servicios de emergencias de Castilla y León y tras un primer examen fueron trasladados 21 a los mencionados centros hospitalarios, el resto regresó a Logroño en otro autobús que puso a su disposición la misma compañía. La mayoría del pasaje reside en La Rioja ya que el servicio de refuerzo se había habilitado para dar cobertura a todo el personal que había aprovechado la fiesta del viernes (Día de la Comunidad Educativa) a desplazarse a la capital y el destino de este autocar no era Pamplona sino Logroño.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos