Artrosis, VIH y psoriasis, entre los tratamientos más caros

L.J.R. LOGROÑO.

Los nuevos tratamientos contra la hepatitis C supusieron una auténtica revolución a partir del 2015. Tanto por que se conseguía acabar con la enfermedad como por el impacto de dichos medicamentos en la factura farmaceútica. «La puesta en el mercado de medicamentos innovadores está dirigida, principalmente, hacia el medicamento hospitalario», concede Torroba, que vincula su alta carga de investigación a su elevado precio. «En el caso de la hepatitis C gastamos en el 2015 9,5 millones de euros; en el 2016, cuando el precio ya bajó, unos 3 millones, y en el 2017, 1,25 millones. Seguimos tratando a pacientes ya que La Rioja fue muy sensible con un tratamiento que cura una patología para incorporarlo lo antes posible y somos una de las regiones que, por número de habitantes, más tratamientos hemos dispensado». Pero con todo, no es el tratamiento más costoso.

«Posiblemente el más caro sea el tratamiento de la artrosis degenerativa en fase avanzada, para la que hay medicamentos que sólo se administran en el área hospitalaria. También son caros los del VIH, la esclerosis múltiple, la psoriasis. Hay muchas moléculas de otras patologías que sólo se dispensan en la farmacia hospitalaria, que cada vez presenta más avances, eficacia y años de supervivencia. Tiene un precio alto pero se asumen y eso ha hecho que el gasto farmacéutico hospitalario haya pasado en 10 años de representar el 25% del total del gasto en medicinas a suponer el 38%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos