Arrancan las rebajas... ¿en junio?

Una mujer, ante los reclamos publicitarios de una tienda de ropa en el centro de Logroño. :: miguel herreros/
Una mujer, ante los reclamos publicitarios de una tienda de ropa en el centro de Logroño. :: miguel herreros

Descuentos de hasta el 70% animaron a los riojanos a salir ayer de compras

MARTA HERMOSILLA/J.A.G. LOGROÑO.

«Esas típicas carreras de la gente cuando se abrían las puertas de las tiendas son cosa del pasado», admitía ayer la subdirectora de Zara de la calle San Antón, en Logroño, Diana Fernández. Fue un atípico comienzo de las rebajas, donde el cohete inicial estalló un día antes de lo habitual, el 30 de junio, con colas intermitentes en las cajas en una jornada de cielo encapotado y temperaturas bajas.

Los escaparates a pie de calle animaban a los viandantes a adentrarse en busca del mejor chollo, con carteles del 50% y hasta el 70%. Una vez en el interior de la tienda, la gente cargada de prendas formaba largas colas en probadores y cajas. Los más madrugadores se encontraron una escena distinta a otros años, pocas personas en los comercios y sitios donde poder aparcar. Aunque a algunos se les pegase las sábanas, siempre hay adeptos a las compras matutinas. «Intento venir el primer día de rebajas ya que suelen sacar mucha ropa de temporada con descuentos y porque es el día en el que hay más variedad de tallas», afirmaba Naiara con bolsas en la mano.

A eso de las doce del mediodía la cosa se empezaba animar para llegar al súmmum por la tarde con las peores aglomeraciones. Sin embargo, no todo el mundo se enteró de que la campaña de descuentos había comenzado y así se vio en las caras de sorpresa de algunos. La encargada de la tienda El Ganso, de San Antón, Raquel Leiva, destacó que «el gran comercio es quien marca la pauta de cuándo empezar las rebajas y decidimos subirnos al carro», refiriéndose al adelanto de fecha.

LAS FRASESDiana Fernández Subdirectora de Zara de San Antón«Esas típicas carreras de la gente cuando abríamos las puertas de la tienda son cosa del pasado» María Antonia Ribera Encargada en Cortefiel «Vemos que la gente está receptiva y que tiene ganas de comprar más artículos» Naiara Oyarbide Clienta «Suelo venir el primer día porque sacan mucha ropa de temporada rebajada y hay muchas tallas»Ana María García Clienta «Tengo pensado gastarme 300 euros durante las rebajas, sobre todo en algún capricho»

¿Cuánto dinero piensan gastarse los ciudadanos en estas rebajas? Pues hay respuestas y carteras para todos los gustos. Ana María y su madre, Margarita, se aventuraron ayer a buscar el mejor chollo y «los caprichos que queremos comprar», ya que estiman gastarse una media de 300 euros. No todos son de adquirir 'pequeñas joyas' que aparecen escondidas entre tanta montaña de ropa, no, también hay muchos otros, como Naira que prefieren invertir en ropa «del día a día. Básicos como los vaqueros que machaco durante todo el año».

Los comerciantes confían en que los 'cazadores de chollos' acaben con la mercancía para empezar con buen pie la próxima temporada. Las perspectivas de cara a estos meses son buenas. «Vemos que la gente está más receptiva y que tienen ganas de comprar más artículos», afirmaba la encargada de Cortefiel, María Antonia Ribera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos