Un aroma especial desde Préjano

Plantación de albahaca. :: A.Y./
Plantación de albahaca. :: A.Y.

La localidad riojabajeña alberga un campo demostrativo de plantas aromáticas

MARÍA FÉLEZ

Alexander Yunquera hizo el camino inverso al de su padre hace unos años. Si su progenitor había buscado en Vizcaya su futuro laboral hace décadas; él, informático pero amante de la naturaleza y el mundo rural, volvió hace un tiempo a Préjano para dedicar su vida a una de sus pasiones.

Así decidió presentar un proyecto al Gobierno de La Rioja para llevar a cabo un campo experimental de plantas aromáticas en el municipio de sus ancestros, Préjano.

Se han realizado elaborados a base de aceites con las plantas cultivadas

«El proyecto iba enfocado en dos diferentes líneas: la primera, fomentar la recuperaciones de variedades autóctonas, y por otro lado experimentar con plantas más exóticas que podían tener una buena implantación en nuestras tierras y en nuestro clima», explica.

El campo de experimentación comenzó en 2016 y sus objetivos durante este tiempo han sido la recolección de semilla, el cultivo y reproducción de plantas autóctonas presentes en estado silvestre en la zona (orégano, romero, tomillo, hipérico o manzanilla de monte).

Además se ha apostado por la implantación y domesticación de plantas que por sus características se pueden adaptar bien al terreno y que resultan interesantes para el mercado agroalimentario actual (equinácea, lúpulo, hinojo, menta piperita, estragón, albahaca, laurel o caléndula).

Por otro lado, se ha llevado a cabo la realización de diferentes elaborados a base de aceite, vino y vinagre con cada una de las plantas recolectadas y el desarrollo de catas para el público en general con los diferentes productos elaborados, dando a conocer la experiencia y divulgando los resultados mediante la realización de una publicación y varias visitas guiadas por el campo experimental.

«Es un poco volver a nuestros orígenes, a esa botica de las abuelas que tenían este tipo de plantas en todas las despensas y a volver a reencontrarnos con ellas y fomentar su uso», comenta Alexander.

Alexander, además, es enólogo y el mundo del aceite es su pasión. «Quise mezclar una cosa con otra teniendo en cuenta que Préjano es una localidad en la que llegó a haber tres trujales; por eso vi la posibilidad de hacer aceites con estas plantas», explica Yunquera.

Para darlo a conocer, además, ha acudido a diferentes mercados donde pone a disposición del público todo lo que nace de estas casi media hectárea de campo de experimentación.

«Las jornadas de puertas abiertas también están funcionando muy bien y creo que pueden ser una alternativa más al turismo de la zona», explica augurando ya que pedirá una prórroga para seguir con este campo demostrativo.

En la actualidad son una veintena de variedades las que se cultivan en Préjano y el próximo 9 de diciembre se presentará una guía en la que se recogen los objetivos y los resultados de esta original explotación que trae aromas de antaño a una zona rica en plantas de este tipo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos