El arnedano Delgado Calvete, el último en sumarse a la continua

Con 401 apoyos, logra los tres quintos y deja de ser el único público riojano con el formato partido

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

A la tercera va la continua. El arnedano Antonio Delgado Calvete dejó de ser ayer el único colegio público riojano que mantenía el formato de partida después de que 401 de los 641 padres con derecho a voto secundaran el cambio para el próximo curso.

Tras anteriores convocatorias en los febreros del 2014 y el 2016, el centro afrontó ayer el tercer intento impulsado, de nuevo, por padres del centro. En el ambiente del claustro y los propios progenitores se palpaba que era la última intentona. Que, de no salir la continua, desistirían y el Delgado Calvete quedaría en la ciudad del calzado como la opción pública de jornada partida mientras que La Estación se consolidaría como el de la continua.

Con gran ambiente frente a la urna en el vestíbulo en las horas puntas de entrada y salida a clase de los alumnos, un total de 577 padres ejercieron su derecho a voto respecto a los 641 del censo. Tras el rápido conteo una vez cerrada la urna, abierta en horario ininterrumpido de 9 a 20.30 horas , el 'sí' a la continua superó la frontera de los 385 votos que suponía alcanzar los tres quintos necesarios para que la propuesta prosperara. Uno a uno, la continua recibió 401 votos, frente a los 176 del 'no', mientras que 64 padres optaron por no acudir a votar.

Estas cifras muestran una oscilación importante del sentido del voto desde la primera convocatoria hasta esta tercera. En febrero del 2014 fueron más los que rechazaron la continua, 291, que quienes la apoyaron, 285. Dos años después, el cambio comenzó a experimentarse, y el 'sí' logró 373 frente a los 216 en contra, aunque el porcentaje quedó en un 54,45%, sin alcanzar los tres quintos necesarios.

Según se palpó durante la jornada electoral, ese cambio de sentido tuvo que ver con que padres con hijos en Secundaria han sentido lo positivo de la continua y lo han querido trasladar a los pequeños. En este punto, son muchos los que defendían ayer que los alumnos se muestran más receptivos en horario de mañana que en las horas vespertinas. Y, desde el centro, subrayan que la continua permitirá una mayor estabilidad de la plantilla, más en un curso próximo que verá la jubilación de cuatro profesores y precisará que otros se muestren interesados en cubrir las vacantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos