La UR se abre a los cinco continentes

Los nuevos alumnos de la UR posaban ayer en las escaleras del edificio Quintiliano. / DÍAZ URIEL
Los nuevos alumnos de la UR posaban ayer en las escaleras del edificio Quintiliano. / DÍAZ URIEL

Alumnos de catorce países se dan cita en un curso de lengua y cultura españolas en el campus público

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

No hablan el mismo idioma pero tienen un objetivo común: sumergirse en el mundo de la lengua y cultura españolas durante unos meses en la Universidad de La Rioja. Este es el reto de la veintena de estudiantes extranjeros procedentes de catorce países de los cinco continentes que ayer se dieron cita en la UR en el acto oficial de presentaciones.

María Pilar Agustín Llach, vicerrectora de Responsabilidad Social del campus público de La Rioja, a quien acompañó el director de la Fundación General de la universidad, Francisco del Pozo, les dio la bienvenida y les deseó que tan pronto como sea posible se conviertan en «estudiantes regulares de la UR» para que puedan disfrutar de todas las actividades no sólo de la universidad sino de toda la comunidad. «Que aprovechéis estos meses para sacar el máximo rendimiento académico, pero también para disfrutar de todas las cosas que ofrece La Rioja», dijo.

Les agradeció haber elegido la UR para profundizar en el conocimiento del español y les animó a disfrutar de las ventajas de una universidad y de una región pequeñas que «tienen muchas cosas que ofrecer a nivel cultural, paisajístico y académico».

Dos alumnas de Kenia llegan a La Rioja gracias a la Fundación Mujeres por África

En esta ocasión, la segunda edición, los estudiantes proceden de China, Corea del Sur, Filipinas, Japón, Malasia y Tailandia (Asia); Kenia y Namibia (África); Brasil y EE UU (América); Alemania, Francia y Suiza (Europa); y Australia (Oceanía).

De todos los estudiantes de la nueva hornada, dos mujeres procedentes de Kenia han venido a La Rioja becadas por la UR, gracias a la Fundación Mujeres por África, presidida por la exministra María Teresa de la Vega, que les abona el traslado.

Tras la presentación y bienvenida, los profesores les efectuaron un examen para determinar el nivel de español de cada estudiante y asignarle su grupo correspondiente. Ya por la tarde, se organizó una visita guiada por el casco antiguo y los lugares más emblemáticos de Logroño de forma que los nuevos alumnos se familiaricen con la ciudad en la que van a vivir los próximos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos