Aprobados los protocolos contra la trata de seres humanos y la mutilación genital

Imagen de la reunión, ayer, de la comisión institucional contra la violencia de género. :: justo rodríguez/
Imagen de la reunión, ayer, de la comisión institucional contra la violencia de género. :: justo rodríguez

Los documentos fijan unas pautas para la protección, identificación y asistencia a las víctimas, y favorecer la coordinación de las instituciones implicadas

C.N. LOGROÑO.

La Comisión Institucional contra la Violencia aprobó ayer los protocolos para luchar contra la trata de seres humanos con fines de explotación y contra la mutilación genital. Dos documentos, «elaborados con el rigor que esta materia lo requiere que nos permiten, ante cualquier indicio, poder reaccionar con inmediatez y estar en mejores condiciones para poder atajar episodios de estas características», apuntó el consejero de Políticas Sociales, Familia y Justicia, Conrado Escobar.

«Hay que tener en cuenta -añadió- que aunque esta práctica, la de la trata de seres humanos con fines de explotación no es exclusiva de mujeres, la realidad es que les afecta a ellas de manera desproporcionada, tanto en cantidad como en la forma de explotación que suele ser más severa y especialmente dirigida a fines sexuales». Y aunque dijo que no hay datos territorializados, explicó que, según las cifras que maneja la Policía Nacional, el año pasado se produjeron 14.000 casos. «Son episodios que se desplazan mucho por el territorio y es prácticamente imposible territorializarlos, en todo caso, un simple indicio bastaría para activar el protocolo», detalló el consejero Escobar.

En cualquier caso, los protocolos, elaborados por un grupo de profesionales de diferentes ámbitos, persiguen establecer pautas de actuación para la detección, identificación, asistencia y protección de las víctimas de trata de seres humanos; favorecer la coordinación de las instituciones implicadas; definir los mecanismos de relación entre las administraciones con responsabilidades en la materia, así como, los procesos de comunicación y cooperación con organizaciones y entidades que proporcionan una asistencia de carácter integral a estas víctimas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos