Aprobadas las normas de vendimia con rendimientos amparados del 115, 90 y 70%

Reunión del Consejo Regulador, ayer. En primer plano, José A. Torrecilla (ARAG-Asaja) y Enrique Abiega (Grupo Rioja) se dan la mano.  :: juan marín
Reunión del Consejo Regulador, ayer. En primer plano, José A. Torrecilla (ARAG-Asaja) y Enrique Abiega (Grupo Rioja) se dan la mano. :: juan marín

El resto de bodegas deja solo al Grupo Rioja, que saca adelante el pacto gracias al sector productor

ALBERTO GIL LOGROÑO.

Las polémicas normas de campaña, que modifican las pactadas en el 2015, y que establecen rendimientos máximos de producción en campo del 115% para las zonas no heladas, del 90% para aquellas consideradas con una afección intermedia y del 70% para las más dañadas, salieron finalmente ayer adelante con el apoyo anunciado de Grupo Rioja, las cooperativas de Rioja (Fecoar) y Navarra (UCAN), ARAG-Asaja, así como con el de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) y, a última hora, el de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). De hecho, y aunque pueda sonar paradójico por cuanto la voluntad del pacto es recoger cuanta más cantidad posible de uva de Rioja haya en las cepas, han sido las asociaciones de productores las que han permitido el acuerdo.

En total fueron 156 votos a favor -se necesitaban un mínimo de 149-, aunque en el camino se quedan varias organizaciones hasta el punto de que Grupo Rioja no obtuvo ayer el apoyo de ninguna de las otras asociaciones del sector comercial y de que ninguna de las agrupaciones del bloque alavés (ni empresarial ni productor) se haya sumado al acuerdo: «Estamos satisfechos por la responsabilidad que han mostrado las organizaciones firmantes, ya que una campaña como ésta, marcada por una helada como la del pasado 28 de abril, requería medidas excepcionales que aportan además una imagen de seriedad, madurez y coherencia a Rioja», explicó Íñigo Torres, gerente del Grupo Rioja.

También Fernando Ezquerro, presidente de la Federación de Cooperativas de La Rioja (Fecoar), se manifestó en similares términos, pese a que sus 'socios' alaveses, las cooperativas de Dolare, votaron en contra: «Ninguna solución era sencilla, pero por el bien de la denominación de origen había que aprobar una propuesta sensata para amparar la máxima cantidad de uva posible que hubiera en Rioja y eso es lo que justifica nuestra posición».

LAS FRASESÍñigo Torres Grupo Rioja «Una campaña como ésta requería medidas excepcionales» Fernando Ezquerro Fecoar «Ninguna solución era sencilla, pero la adoptada es sensata» Juan Carlos Sancha Bodegas Familiares «No hay tanta uva, pero no se han querido negociar alternativas» Luis Martínez Lacuesta Bodegas Centenarias «No vamos a ser cómplices de rendimientos que no son reales» Eusebio Fernández UPA «El compromiso de Grupo Rioja por un stock de regulación nos ha hecho votar a favor» José Luis Pisón UAGR «Hay sequía; no hay producción para un 115% de cosecha»

El acuerdo no fue nada fácil y, de hecho, la organización agraria ARAG-Asaja afronta en la actualidad una crisis interna por su apoyo a los planteamientos del Grupo Rioja, después de que, tal y como informó ayer Diario LA RIOJA, un grupo de viticultores del sindicato decidieron promover la creación de una asociación nueva de carácter territorial para defender los intereses de La Rioja Alta. En este sentido, la focalización de la helada en las comarcas de Rioja Alta y Alavesa ha provocado un aumento de la tensión territorial que, está por ver, qué deriva tomará en los próximos meses.

Dudas con la uva

Juan Carlos Sancha, vocal de Bodegas Familiares de Rioja, dejó ayer claro que «ha salido un pacto con calzador». «No hay tanta uva -afirmó- como se pretende hacer ver y, desde nuestra asociación, siendo conscientes de la necesidad de producción, planteamos por responsabilidad un máximo del 110% que era mucho más real y que hubiera sumado seguramente más apoyos pero no se ha querido negociar». Sancha cuestionó también los rendimientos marcados en el acuerdo para las zonas afectadas por la helada de abril y señaló que «ése debería ser un trabajo exclusivo de los servicios técnicos y no entiendo cómo puede formar parte de un acuerdo de las asociaciones sectoriales».

En la misma línea, Luis Martínez Lacuesta, presidente de la Asociación de Bodegas Centenarias y Tradicionales de Rioja (ABCTR), manifestó que «aun entendiendo la necesidad de uva y, siendo nuestras bodegas [la mayoría del entorno de Haro] las más necesitadas, no vamos a ser cómplices de un acuerdo así». «ABCTR siempre ha sido partidaria de rendimientos del 100% y nos parece una exageración el 115%, pero también lo es un 90% y un 70% en las zonas de viñedo más dañadas, en las que, como bien sabemos, apenas hay producción», agregó.

Eusebio Fernández, vocal de UPA, justificó sin embargo su apoyo de última hora al acuerdo en una especie de paso 'hacia adelante': «Lo que está ocurriendo con los viticultores en los últimos años no es de recibo, situándonos casi en la alegalidad e incluso en la ilegalidad». «Grupo Rioja -continuó- se ha comprometido a presentar para finales de año una propuesta de stock de regulación y ese compromiso, junto con la cartilla por explotación que hemos sacado adelante, es lo que nos ha llevado a apoyar el acuerdo».

No comparte la misma opinión José Luis Pisón, vocal de la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja (UAGR), quien insistió en que «no hay producción para un 115% de cosecha en las zonas no heladas; tenemos también una fuerte sequía y, como suele ser habitual, las grandes organizaciones no han hecho lo más mínimo por acercar posturas y eso es lo que justifica nuestro voto negativo».

Por el lado de la parte alavesa de la Denominación, tanto las bodegas de ABRA como las cooperativas de Dolare y los productores de la UAGA votaron en contra, mientras que las bodegas de Araex se abstuvieron.

Más

Fotos

Vídeos