Aprender desde la curiosidad

Elena Moreta y Jessica Lozano, en el aula de material Montessori de la Escuela Cuarto Creciente. :: j. herreros/
Elena Moreta y Jessica Lozano, en el aula de material Montessori de la Escuela Cuarto Creciente. :: j. herreros

La Escuela Cuarto Creciente aplica métodos alternativos para una educación 'activa' | El centro ubicado en Logroño, el primero de estas características en La Rioja, apuesta por que el niño marque la pauta de su propio aprendizaje

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Algo tan sencillo y mecánico para un adulto como limpiar una baldosa o la superficie de una mesa ayuda a un pequeño de corta edad a asentar las bases de la lectoescritura, al exigirle hacer un movimiento de arriba a abajo o de izquierda a derecha. Sobre éstas y otras técnicas asienta su método pedagógico la Escuela Cuarto Creciente, la primera en La Rioja que responde a la denominación de 'activa'. El centro, que ha abierto este curso sus puertas en Logroño, aboga por una educación en la que el niño actúa como sujeto activo de su propio aprendizaje, adquiriendo los conocimientos a su ritmo y como consecuencia de sus propios razonamientos.

Al frente de la Escuela Cuarto Creciente se encuentran la maestra de educación Montessori Elena Moreta y la graduada en Magisterio Infantil Jessica Lozano. Estas jóvenes docentes han puesto en marcha este centro privado, mixto y laico, que se inspira en el modelo del muy conocido Tximeleta de Pamplona.

Ubicación
Calle Beatos Mena y Navarrete, 6 Bajo. Logroño.
Matrículas curso 2018-2019
El plazo está abierto en estos momentos. Además, el próximo día 24 habrá una jornada de puertas abiertas a las 12 horas.

En él se apuesta por una combinación de diferentes pedagogías para proporcionar una educación a los más pequeños que se acompase a su desarrollo. «Los niños hasta los 6-7 años no están preparados para aprender de forma intelectual; en cambio aquí adquieren conocimientos de forma vivencial, a partir de sus propias experiencias», expone Moreta.

«Los pequeños adquieren aquí los conocimientos de forma vivencial, a partir de sus experiencias» Elena Moreta Maestra

Cuarto Creciente cuenta durante este curso con 10 alumnos de 3 y 4 años, si bien puede albergar a pequeños de hasta 6. La escuela está preparándose para ampliar y homologar su oferta educativa a la Educación Primaria. El centro utiliza el legado de Maria Montessori para el aprendizaje cognitivo de los niños. Pero también recurren a otras metodologías para estimularles en otros ámbitos (teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, teoría del apego de John Bowlby, la psicología del desarrollo de Jean Piaget...).

«Los niños nacen con un deseo innato de conocer el mundo que les rodea», señala Lozano y en Cuarto Creciente tratan de incentivar esa curiosidad. Por esto, resulta muy importante que los pequeños toquen, manipulen y comiencen a interactuar con el medio. Por ejemplo, trasvasar agua de una jarra a tres vasos les ayuda a estructurar su mente y a prepararla para la lectoescritura en edades tempranas. «Si les metemos la lectoescritura cuando aún no tienen formadas las conexiones cerebrales, esto no se almacenará en el lugar adecuado del cerebro y a futuro presentarán problemas de comprensión lectora y faltas», apunta Moreta.

«Nacen con un deseo innato de conocer el mundo que les rodea» Jessica Lozano Maestra

Cuarto Creciente ofrece una educación personalizada, con una ratio máxima de 10 alumnos por maestra (ahora es de 5 por docente). «Atendemos las necesidades individuales porque no todos tienen que ir al mismo ritmo», indica Lozano. Además se trata de un centro bilingüe, donde el inglés se enseña por asociación. «Se produce una asimilación inmediata», recalca Moreta. Pero sobre todo se deja que cada pequeño se acerque a las áreas que le generan curiosidad y que se planteen retos constantes. «Así nunca pierden las ganas de aprender», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos