MÁS APOYO AL OVINO Y AL CAPRINO

Los sectores del ovino y del caprino son, sin lugar a dudas, los sectores ganaderos más frágiles de la Unión Europea. El nivel de abandono y de envejecimiento de los profesionales es muy pronunciado, lo que, unido a las crisis sanitarias que ha sufrido esta ganadería, ha dado lugar a la pérdida de 25 millones de cabezas desde los años 80. Teniendo en cuenta el gran impacto positivo a nivel medioambiental que tiene este sector especialmente en zonas con desventajas naturales, no sólo estamos ante un problema económico.

Por este motivo, a finales de año promoví la elaboración de un informe del Parlamento Europeo en el que se ha abordado la situación de este sector tan importante para el medioambiente europeo. Tras meses trabajando en él, este informe fue aprobado por la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo 21 de febrero y está pendiente de su adopción en pleno en el próximo mes de marzo.

Estoy muy satisfecha del resultado y las recomendaciones que en él aparecen de cara a la próxima reforma de la PAC. En el informe solicitamos que se establezca un nuevo pago medioambiental para estos sectores, en reconocimiento del papel que juegan en la preservación del entorno, pago que serviría para mejorar su rentabilidad. Pretendemos que esta ayuda se sitúe al margen de las que reciben a través de Desarrollo Rural y que se encuentran condicionadas al cumplimiento de determinados requisitos medioambientales.

El informe abarca también otras cuestiones que preocupan especialmente a los ganaderos de ovino y caprino. Desde el Parlamento somos partidarios de mejorar su capacidad de negociación y la transparencia del mercado, mediante el impulso de las organizaciones de productores, como ya se hace en otros sectores agrícolas, y la armonización de las canales, entre otras medidas. Dada la elevada edad media de los ganaderos, creemos importante prestar especial atención a la renovación generacional a través de un refuerzo de las ayudas directas específicas para jóvenes y más facilidades para que accedan a fuentes de financiación.

En cuanto al incremento que se viene produciendo de ataques de depredadores, desde el Parlamento solicitamos que se lleven a cabo estudios detallados por regiones para evaluar adecuadamente esta cuestión ylos anexos de la que se revise la Directiva Hábitats -cuyas medidas han dado lugar a una fuerte proliferación de especies como el lobo, el oso y el lince- con el fin de permitir un control más racional de su expansión.

Por ultimo no quiero olvidar la necesidad de que ambos sectores sean considerados sectores sensibles en las actuales negociaciones de acuerdos de libre comercio con Australia y Nueva Zelanda, así como en las negociaciones de futuros acuerdos como el que tendrá lugar tras formalizar la salida del Reino Unido de la UE.

Espero que todas estas propuestas sean recogidas por la CE y planteadas en regulaciones futuras como la próxima reforma de la PAC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos