APIR acoge a medio centenar de niños en su colonia urbana de Logroño

Gincanas, juegos y excursiones sustituyen hasta el 13 de julio a las actividades habituales de la Asociación Pro-Infancia en Logroño

MARTA HERMOSILLA/M.M. LOGROÑO.

Las clases han acabada, fuera los deberes y adiós a los madrugones. El verano ya está aquí y los niños lo saben. Las ludotecas, colonias y campamentos cuelgan el cartel de lleno y abren sus puertas para dar unas semanas de diversión, actividades al aire libre y convivencia a los más pequeños.

Una de ellas es la colonia urbana que desarrolla la Asociación Pro Infancia (APIR) en Logroño, que se prolongará hasta el próximo 13 de julio, en la que participan 50 niños de entre 6 y 12 años. En su mayoría se trata de jóvenes que participan a lo largo del curso escolar en otras actividades del APIR, como el programa Apóyame para menores expuestos a violencia de género.

Entre las actividades que se proponen en la colonia figuran excursiones a Enciso o al pantano de Alloz, gincanas, tardes en las piscinas de Lardero o comidas en el río Ebro. Todo ello acompañado de distintos juegos y actividades físicas que fomenten el deporte y los hábitos saludables. Así lo describió el presidente de APIR, Ignacio Rubio: «Lo que pretendemos es que no se quede solo en el acto deportivo en sí, sino que queremos inculcar hábitos alimenticios y modos de conducta que interrelacionen a las distintas etnias».

Los niños, que pasaron la mañana de ayer jugando al voleibol y al fútbol en el polideportivo de la UR, contaron con un nuevo fichaje en sus equipos: el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar. Entre gritos de guerra y goles, el consejero destacó que «hacer deporte es importante pero en este caso es una excusa para educar en valores», ya que estos chavales tienen algunos «problemas en el entorno familiar y el verano no puede ser un parón en la actividad de inclusión y convivencia».

Fotos

Vídeos