Aparcar los estudios para ser mamá

Andrea y Kiara se quedaron embarazadas con 18 y 21 años, respectivamente. Con la ayuda del centro La Cometa, del Gobierno de La Rioja y APIR, han salido adelante