«Podría anunciar una segunda plataforma de alta velocidad con Castejón, pero no voy a generar falsas expectativas ni frustración»

Íñigo de la Serna, durante la entrevista con Diario LA RIOJA/Antonio Díaz Uriel
Íñigo de la Serna, durante la entrevista con Diario LA RIOJA / Antonio Díaz Uriel
Íñigo de la Serna | Ministro de Fomento

«La gran prioridad ferroviaria era conectar Logroño con el AVE y abrir un corredor importante de viajeros y mercancías con el Mediterráneo»

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

No es fácil, ni para entrevistador ni entrevistado, hilar una conversación cuando los puntos de partida son diferentes. Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, que presentó el pasado miércoles en Logroño la planificación ferroviaria de la región, parte de la base de que «no existe» un corredor ferroviario del Ebro que comunicaría Santander con Zaragoza por La Rioja -siguiendo el curso natural del río Ebro como la AP-68 o la N-232- para concluir en Tarragona y Barcelona. Ciertamente, 'no existe' desde que De la Serna asumió el año pasado la titularidad del Ministerio de Fomento, pero existió en el Plan de Infraestructuras 2005/2020 que diseñó a comienzos de siglo su propio departamento (entonces con el PSOE) y siguió existiendo también en el actual Plan de Infraestructuras 2012/2024, que diseñó ya el PP con Ana Pastor como ministra.

Aunque quizá De la Serna lleva razón, y pese a mantenerse el trazado del hipotético corredor natural en el papel, la sentencia del mismo la firmó en el año 2011 el entonces ministro del ramo José Blanco (PSOE) al presentar en Europa la alternativa de la alta velocidad por Pamplona en lugar de por La Rioja: eso sí, luego mantuvo el 'engaño' su sucesora Ana Pastor al volver a incluir el corredor riojano en el actual plan de infraestructuras en vigor.

Más

Lo cierto es que el ministro De la Serna habló por fin claro esta semana en Logroño y puso sobre la mesa una planificación que, si bien garantiza la llegada de la alta velocidad (AVE) a Logroño por el Oeste, no tendrá la continuidad pretendida hacia Castejón (Este). Es decir, la conexión para volver a empalmar con la alta velocidad de Zaragoza se hará por vía, aunque mejorada, convencional y de ancho ibérico: no compatible con las grandes redes europeas ni con los trenes de alta velocidad.

«No podemos enlazar todas las ciudades con varias plataformas de alta velocidad»

- La alta velocidad en Logroño sólo enlazará con Miranda de Ebro. ¿Se puede hablar de un corredor o más bien de un ramal de acceso?

- De un corredor, por supuesto, del corredor del Mediterráneo-Cantábrico, en el que convivirán la alta velocidad con tramos de ancho ibérico, como sucede en todo el trazado entre Zaragoza y Sagunto, que tiene un tratamiento muy similar al que vamos a aplicar entre Logroño y Castejón. Es un corredor, con continuidad, y habrá además importantes reducciones de tiempo por renovaciones integrales de las vías. No es un caso único. Sucede, por ejemplo, en el tramo Algeciras/Boadilla o Granada/Murcia... Sin ir más lejos, de Santander a Reinosa, donde habrá un tramo de conexión por ancho ibérico o de Santander a Bilbao... La gran diferencia, y ventaja, de Logroño respecto a Santander por ejemplo es que la capital riojana sí tendrá conexión directa con el ancho internacional de alta velocidad con salida a Francia por Miranda.

- Pero no a Zaragoza...

- Lo importante era conectar Logroño con la alta velocidad, como el caso de Almería, por ejemplo. Ahora bien, no podemos enlazar todas las ciudades españolas con varias plataformas de ancho internacional al mismo tiempo. Costaría 100.000 millones de euros y no los tenemos. Podría anunciarlo, pero no voy a generar falsas expectativas ni frustración. Probablemente, en el futuro tenga sentido hacer una nueva plataforma de alta velocidad entre Logroño y Castejón, como entre Santander y Bilbao o entre Santander con Avilés y Oviedo y con Galicia..., pero yo aspiro a cumplir todos mis compromisos y eso implica ser realista.

- ¿Habrá un tren AVE Bilbao-Barcelona que pase por Logroño?

- No puedo decir cómo será un futuro servicio ferroviario dentro de no sé cuántos años. Lo que hemos planteado es la continuidad de un corredor con una mejora de la infraestructura sobre la vía. ¿Va a continuar hasta Sagunto? La respuesta es sí, pero lo demás no lo sé.

- El problema es que sus predecesores, tanto José Blanco (PSOE) como Ana Pastor (PP) y, por supuesto, los diferentes gobiernos regionales, dijeron que sí...

- Me cuesta mantener este debate. Yo me ciño a lo que digo y comprometo. No es la primera vez que he hablado de esta planificación del corredor Cantábrico-Mediterráneo: lo hice en Zaragoza y también aquí en Logroño en alguna visita anterior.

«En tres meses presentaré compromisos aquí en Logroño y obras que seguramente superarán los cien millones de euros»

- El temor de La Rioja es quedar 'aislada', al menos en parte, porque sí hay otro corredor de Alta Velocidad completo, al norte, por Pamplona.

- Ése es el ramal interior del Corredor Mediterráneo, que ni siquiera pasaba por Logroño. Estamos hablando de un corredor Cantábrico-Mediterráneo y todo el tramo de Zaragoza-Teruel-Sagunto está y seguirá en ancho ibérico. Generamos un corredor de viajeros y mercancías, con muchísimas oportunidades por el importantísimo desarrollo que están teniendo los puertos españoles. Pero no existe una nueva plataforma de alta velocidad que llegue desde Santander al Mediterráneo. Creo que no puede verse esta cuestión en términos discriminatorios, porque se está planteando por un corredor que no existe.

Logroño-Madrid ¿en dos horas y media?

La plataforma de AVE Logroño-Miranda de Ebro conectará la región con el denominado corredor atlántico, que enlaza Madrid y la meseta castellana con Francia por la Y vasca. En la actualidad, el trayecto Burgos-Madrid dura dos horas y media, pero con la entrada en funcionamiento del AVE de forma completa entre Burgos y Valladolid el tiempo se reducirá a 1 hora y 45 minutos. Miranda de Ebro quedará conectada con Burgos también por Alta Velocidad cuando ésta llegue a Vitoria (se estima para el 2023).

Así las cosas, para el 2024 (si se cumplen las previsiones de Fomento), el viaje Logroño-Madrid podría resolverse en el entorno de dos horas y media. En el caso de La Rioja Baja, la conexión con la alta velocidad se tomará en Castejón, con tercer carril compatible hasta Zaragoza.

- Había un corredor natural, Santander-Logroño-Zaragoza-Tarragona, que sigue el curso del río, y así estaba dibujado en los planes de infraestructuras...

- Insisto en que no existe. No quita para que en el futuro se haga una nueva plataforma desde Logroño con Zaragoza, pero de momento es lo que tenemos. Hemos reducido dos horas y media, con obras en las vías convencionales y supresión de limitaciones de velocidad entre Sagunto y Zaragoza y actuaremos de la misma forma entre Logroño y Castejón para reducir los tiempos. Tengo a todo el mundo trabajando como loco en el Ministerio y vendré en marzo con un proyecto para Logroño-Castejón que supondrá una inversión de al menos cien millones de euros, con renovación total de la infraestructura para el mejor aprovechamiento de viajeros y mercancías. En Santander, mi ciudad, también hay voces que me piden una plataforma de alta velocidad que costaría 2.000 millones. Pero enlazaremos en Reinosa, porque son tiempos razonables, de la misma forma que no voy a soterrar las vías en la ciudad, sino que cubriremos la zona final con un presupuesto cuatro veces inferior.

«La declaración de impacto, con la afección al viñedo, determinará cuál es el trazado definitivo»

- ¿A qué tiempos se puede aspirar en el trazado Logroño-Castejón? ¿En qué plazos habrá obras de mejora?

- Le contestaré en marzo. Trabajaremos, como decía, con supresión de limitaciones actuales de velocidad y renovación integral de las vías, pero hasta marzo no tendré un estudio sobre el alcance real de la obra y, entonces, podré hacer un calendario de compromisos. La variante de Rincón va más rápido y tenemos ya el proyecto de construcción y la licitaremos, con la supresión además de varios pasos a nivel, en el tercer trimestre del 2018 para evitar que caduque la declaración de impacto.

Antonio Díaz Uriel

- Volvamos al AVE Logroño-Miranda: hay cuatro alternativas y varias, si no todas, con importantes afecciones al paisaje vitícola que se quiere proteger por ley. ¿Se ha tenido en cuenta este aspecto?

- De momento, sólo hay consideraciones de carácter técnico, pero por supuesto que se va a tener en cuenta. En el estudio de impacto ambiental una de las cuestiones que se valorará será la existencia de afección ambiental, incluida la de los cultivos y viñedos. Aparentemente, por lo que me he informado, las del norte parecen alternativas más razonables desde el punto de vista técnico, pero será el estudio de impacto ambiental el que determine, y quizá obligue, a ir hacia alternativas hacia el sur.

- ¿Hay garantías presupuestarias para una obra de casi 1.000 millones de euros?

- Absolutamente. Tenemos capacidad sobrada para atender todos los compromisos de alta velocidad.

«El AVE de Logroño lleva seis meses de retraso sobre Vitoria y Pamplona y confío en mantener ese horizonte de separación»

- Se nos ha repetido en La Rioja que la alta velocidad llegaría a la vez que Pamplona y otras ciudades del entorno. ¿Puede comprometerse para el 2023?

- Efectivamente, estamos manejando tiempos para el 2023 en los tramos Burgos-Vitoria y la conexión de Pamplona con la Y vasca, donde salen ahora los estudios de evaluación ambiental. El de Logroño-Miranda lleva seis meses de retraso y, aunque es un tramo más corto, hay también complejidad de estructuras. Vamos a esperar un poco pero confío en mantener ese horizonte de separación. Insisto en ser prudente. Si hubiera tenido proyecto para Logroño-Miranda iríamos a la misma velocidad, pero no lo había. Creo que he demostrado que estamos haciendo las cosas en el Ministerio de Fomento en tiempo récord y, por supuesto, que lo que comprometo lo cumplo, aquí en Logroño y en todas partes. Nos falta la declaración de impacto ambiental, que la tendremos en breve, y a partir de ahí podré concretar más sobre fechas y plazos sobre la llegada de la alta velocidad a Logroño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos