La antigua plaza de toros de Calahorra

Entrada a la plaza de toros. :: archivo bella/
Entrada a la plaza de toros. :: archivo bella

Un enorme incendio del que se hicieron eco los medios de comunicación a nivel nacional la redujo a cenizas

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZCervera

La tradición taurina de Calahorra data del siglo XVI. Los archivos del Cabildo de la catedral indican que hubo festejos en su antiguo atrio. Posteriormente se tiene conocimiento de que se celebraban en la plaza del Raso y también en el Planillo de San Andrés, según se explica en la web del Consistorio.

La primera plaza de toros de obra se levantó en la ciudad en el siglo XIX, a iniciativa del conservero Rafael Díaz. Ocupaba el mismo lugar en el que ahora está el Teatro Ideal Cinema.

«Era de mampostería y madera, tenía dos pisos de altura y un aforo de unas 4.000 localidades, capacidad muy por encima de lo que era costumbre en esa época, incluso en capitales de provincia de importancia». Su construcción se inició en el año 1879 y se inauguró el 31 de agosto de 1880 con el gran 'Lagartijo' en el cartel. Esta plaza la destruyó, al parecer, un «misterioso y oportuno» incendio, indica la web municipal.

La plaza ocupaba el solar donde está el Teatro Ideal, fue inaugurada en 1880 y se incendió en 1914

La Asociación Amigos de la Historia de Calahorra, en su programa de actividades 'Antes de que llegue el invierno' ofrecido de octubre a diciembre del año pasado, incluyó una visita guiada por los edificios modernistas de la calle Mártires. Esta finalizó en el Pasaje Díaz, en lo que fue la sala de baile 'La bombilla' donde se mostró una colección con fotografías inéditas de hace un siglo.

Entre ellas se incluyeron tres tomadas hace más de un siglo de la primera plaza de toros calagurritana que mostramos en esta página. Una corresponde a la entrada del recinto, en la calle Mártires. Las otras dos reflejan dos actividades de ocio que nada tienen que ver con lo taurino: una demostración de esgrima y un circo.

Esgrima en la antigua plaza de toros, construida en el siglo XIX.
Esgrima en la antigua plaza de toros, construida en el siglo XIX. / Archivo josé luis lana

Circo en el coso taurino.
Circo en el coso taurino. / archivo josé luis lana

Un precipitado final

En la revista Kalakorikos publicada por Amigos de la Historia en el año 2014, la historiadora Ana María Jesús Mateos hizo un recorrido por Calahorra en 1914 según lo publicado en la prensa.

En este análisis recoge el precipitado final de la antigua plaza de toros, debido a un enorme incendio del que se hicieron eco los medios de comunicación a nivel nacional. El recinto quedó totalmente destruido y el fuego provocó además daños en otros edificios cercanos.

El fuego se originó la noche del 27 de septiembre, parece ser que por una chispa de la fábrica de conservas de Santiago Díaz y no fue sofocado hasta las 8 de la mañana del día siguiente. Para ello se requirió la intervención de los bomberos de Logroño. Cuando llegaron sus efectivos a la ciudad en ferrocarril, de madrugada, el incendio ya estaba controlado.

Una década después, en 1924, fue construida la actual plaza de toros de La Planilla. En mayo comenzaron las obras y en agosto se inauguraron. Tiene un aforo de unas 6.000 localidades y en el año 2017 el Ayuntamiento calagurritano encargó los estudios previos del plan director para acondicionar el recinto con el fin de que pueda acoger otras actividades culturales, aparte de los espectáculos taurinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos