El análisis de los tacógrafos del autobús descarta excesos de velocidad o de tiempo de conducción

El análisis de los tacógrafos del autobús descarta excesos de velocidad o de tiempo de conducción

Los expertos de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos mantienen abierta la investigación con la toma de declaración a testigos y el estudio de vestigios, fotos, huellas y mediciones

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

La investigación de los técnicos de atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Tráfico de Burgos ya echa algunas luces sobre las posibles causas del siniestro del pasado domingo del autobús que cubría la línea Madrid-Logroño en la A-1, en Quintanilla de la Mata, cerca de la localidad burgalesa de Lerma. «Sin irregularidades en los tacógrafos», se limitaron a confirmar ayer a Diario LA RIOJA fuentes de la Guardia Civil en Burgos.

Más

El veredicto viene a confirmar lo ya anticipado ayer por Diario de Burgos, que publicaba que los investigadores «están en disposición de descartar que el chófer incumpliera los tiempos de conducción». De hecho, el análisis de la tarjeta digital del conductor o su tacógrafo personal acreditaría que éste, además de no haber superado las horas máximas autorizadas al volante, habría respetado los periodos de descanso obligatorios. El examen del tacógrafo del vehículo también rechaza que el autocar siniestrado circulara a más velocidad de la permitida en el momento del accidente. Las novedades de la investigación descartarían cualquier responsabilidad penal del conductor, un experimentado chófer de la empresa riojana Autobuses Jiménez, que ya el domingo dio negativo en las pruebas de alcohol y droga a las que fue sometido.

Testimonios y más análisis

«Se pretenden descartar algunas hipótesis y con ello se reforzarán otras», explicaron las mismas fuentes de la Guardia Civil, que recalcaron que la investigación continúa abierta. Entre otras labores pendientes de los técnicos de atestados estarían la toma de declaración a algunos de los heridos ingresados para completar la prueba testimonial con otros testigos del siniestro entre viajeros del autocar y de otros vehículos que observaron la salida de vía del autobús y su posterior vuelco. También el análisis de las huellas, mediciones y vestigios recogidos en el lugar del accidente y el examen del vehículo accidentado que fue trasladado el lunes a Madrid. «Cuando concluya la investigación, el informe será remitido al juzgado de guardia correspondiente», avanzaron a este periódico las mismas fuentes.

A la espera de nuevos avances, la hipótesis que cobra más fuerza es la de que el conductor perdiera el control del vehículo por un despiste o un fugaz golpe de sueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos