La luz, una alegría (solo por un día)

Aerogeneradores del Parque Eólico de Blacklaw. :: paul odds/
Aerogeneradores del Parque Eólico de Blacklaw. :: paul odds

El precio pegó ayer un bajadón del 76%... para subir un 505% este lunesHidráulica y eólica provocaron el domingo el mínimo del año, pero hoy los precios ya han vuelto a una «normalidad»

PABLO ÁLVAREZ LOGROÑO.

Los números a veces nos dan alegrías. Pero hay que tener cuidado con ellos. Y más, con los porcentajes. Sobre todo cuando éstos se cruzan con las cosas de comer... o de calentar.

Probablemente le llegaría usted este domingo la noticia, porque, en fin, era una buena noticia: el precio de la luz, establecido en el extrañísimo sistema de subasta marginalista español, había bajado nada menos que un 76%. El sábado, el precio medio estaba en 31,96 euros por megawatio-hora (MW/h). Y sí, el domingo fue un alegrón, porque de pronto ese precio medio bajó a 7,64 euros, empujado por el temporal que ha hecho girar los molinos y sacar chispas a las centrales hidroeléctricas, las dos fuentes de generación más baratas.

Pero si se quedó usted con la idea de que la luz está ya súper barata y tiene la tentación de empezar a asar la cena en el brasero eléctrico, piénseselo. Porque este lunes, el precio medio del KWh (se subastó ayer) ha subido de nuevo a 38,61 euros, es decir, recuperando lo perdido. Y si usamos los números y los porcentajes del mismo modo, ese paso de 7,64 a 38,61 es una «subidita» del... ¡505%!

El precio medio del KWh pasó de 31,96 euros el sábado a 7,64 el domingo, y hoy está en 38,61

Es la magia de los porcentajes, que tanto dinero cuesta, por ejemplo, a los inversores novatos en bolsa. Ésos que piensan que si una acción baja un 50% sólo tiene que subir un 50% para recuperarse, y luego se llevan sorpresas desagradables.

Más numerología. Esos 38,61 euros son un precio medio, pero es una media un tanto tramposa. Porque los precios que la hacen bajar sólo se producen en las horas en las que casi nadie hace nada, es decir, de madrugada. A las nueve de la noche, justo cuando usted esté cocinando, viendo la tele y probablemente con una lavadora o un lavavajillas conectado, la luz estará constando 70 euros MWh. Y eso, hoy. Vaya usted a saber cuánto valdrá mañana.

El ciclo bajadón-subidón de este fin de semana sólo es una muestra más de que a nuestro sistema eléctrico no hay quien lo entienda. No, al menos, los consumidores, que en una gran mayoría ni siquiera saben de este vaivén diario de precios ni de si éstos le afectan o no.

De hecho, sólo a menos de la mitad de ellos les afectará. El 45% tiene la tarifa regulada, la de toda la vida, llamada técnicamente Precio de Venta al Pequeño Consumidor, PVPC. Son ellos los que pudieron beneficiarse este domingo del descenso de la luz, y quienes sufrirán este lunes su vuelta a «la normalidad». Porque su factura sí está regida por ese precio que sale de una subasta diaria, tanto cuando sube como cuando baja.

¿Más confusión? Claro, en este mercado siempre hay de sobra. Ni siquiera a ellos esas subidas o bajadas se trasladan tal cual. Porque sólo afecta a un tercio de la factura, mientras que los otros dos tercios son costes fijos e impuestos.

Luego está el 55% de consumidores que no tiene esa tarifa, sino que está en el «mercado libre», eligiendo la tarifa que quiere de las que ofrecen las compañías. Para esos, no existen las subidas... pero tampoco las bajadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos