«Estamos en los albores de una gran revolución en el aprendizaje»

Alberto Galiana. /
Alberto Galiana.

Alberto Galiana Consejero de Educación

M. C. Logroño

La educación emocional está entre la línea de proyectos innovadores por los que está apostando la Consejería de Educación, Formación y Empleo del Gobierno de La Rioja. No es nuevo: «Llevamos varios años participando en estos programas a través del CIFE», reconoce el consejero Alberto Galiana.

Entre estos proyectos, está el Método Ruler que el año pasado empezó en el CEIP Duquesa de la Victoria (Logroño) y este año ha arrancado en otros dos centros: el CEIP González Gallarza, en Rincón de Soto, y el CRA Valle del Oja Tirón. El curso de introducción 'Mindfulness en el aula' formó el ejercicio pasado a 22 docentes, 15 de ellos del CEIP Doctor Castroviejo (Logroño) que continúan este curso, mientras que desde el CIFE se ha lanzado otro curso para este año. Por su parte, el yoga en el aula ha comenzado ahora para maestros de Infantil y Primaria y se espera convocar también para los de Secundaria. «Nos interesa seguir potenciando y extender el desarrollo de la inteligencia emocional en nuestro sistema educativo, muy asociado a la neuroeducación: la neurociencia aplicada al mundo educativo», recalca Galiana.

El consejero de Educación no tiene dudas al respecto: «Estamos en los albores de una gran revolución en el ámbito educativo, particularmente en todo lo asociado al aprendizaje y del estudio del cerebro, y ahora empezamos a tener más herramientas; aunque no deja de ser la punta de lanza». Galiana, apoyado en los últimos estudios, recuerda los beneficios de la inteligencia emocional: «El aprendizaje se afianza mucho más en el cerebro si hay emociones asociadas. Por eso, sobre todo en los primeros años de vida, es interesante que tenga importante presencia en la escolaridad».

¿Se generalizarán entonces estos programas piloto?. «En La Rioja tenemos interés por implementarlos, pero hay que ser prudentes, ver cómo evolucionan en algunos centros, testarlos y entonces extenderlos. Los actuales proyectos están respondiendo bien y tenemos grandes esperanzas», admite el consejero y añade: «Agradecemos a los centros y a los docentes que están dispuestos a llevarlos a cabo y compartir la información». En este sentido, en unos pocos años «pueden ser cientos los alumnos que participen en estos programas». Y es que, por la experiencia, además del aprendizaje, estas técnicas «mejoran tanto la convivencia en el centro como fuera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos